Nagora García: «Intentamos traspasar la barrera de la exclusión social»

Nagore García imparte cursos dirigidos a personas con dificultades económicas y sociales.
Nagore García imparte cursos dirigidos a personas con dificultades económicas y sociales.

La ermuarra imparte módulos para mejorar las competencias personales y profesionales o el idioma

ESTÍBALIZ GARCÍAERMUA

Diplomada en Trabajo Social por la Universidad de Deusto, la ermuarra Nagore García decide en 2015 matricularse en Docencia de la Formación Profesional para el Empleo para poder impartir cursos dentro de la educación no reglada. Tras hacer las prácticas comienza su andadura en la formación para adultos. Aunque al principio se le hizo duro reconoce que le resulta «un trabajo muy gratificante y gracias al que he acabado con muchos prejuicios».

-¿En qué consisten estos cursos?

-Los que yo imparto generalmente son módulos que pertenecen a otros cursos que subvenciona Lanbide. Alguno de ellos se enmarcan dentro de los Certificados de Profesionalidad y otros son previos a estos y son necesarios para acceder a ellos. Hay tres niveles de certificados y se accede a uno u otro en función del nivel académico previo que se tenga. La duración no siempre es la misma, podemos encontrarnos cursos de 700 horas o de 300 horas, esta variación se debe a las características del propio certificado. Algunos de ellos incluyen prácticas en empresas, y otros módulos transversales al propio certificado. Es de esos módulos de los que me encargo yo. En ellos además de las competencias profesionales y personales tratamos temas como la mejora del idioma.

-¿Cuál es el perfil del alumnado?

-Hay de todo, pero normalmente son personas receptoras de la RGI, con pocos recursos, de baja cualificación. Gente que en casa tiene situaciones muy difíciles, con grandes problemas con el idioma. Aunque también te encuentras con alumnos que en su día dejaron los estudios y debido a la crisis quieren reciclarse y mejorar su futuro laboral.

-¿Qué se consigue con estos cursos?

-Que el alumnado tenga una mayor accesibilidad al mercado laboral. Hoy en día es complicado encontrar trabajo para alguien que tenga una buena formación universitaria, pues no podemos hacernos a la idea de lo difícil que es para alguien que se encuentra en una situación complicada y ha entrado en una espiral de la que no puede salir. Con ellos intentamos que se traspase esa barrera de exclusión social y darles un empujón al mundo laboral.

Evolución positiva

-¿Tiene una buena evolución el alumnado?

-Si, es muy positiva. Al comienzo de los cursos suelen andar bastante perdidos pero a medida que nos adentramos en la materia avanzan muy rápidamente. Durante la primera semana se suelen cansar rápido, están inquietos por salir, llegan tarde, los móviles suenan continuamente… Pero poco a poco van asumiendo unos buenos hábitos y su capacidad de concentración va aumentando. Hay que tener en cuenta que la mayoría de ellos no ha tenido acceso a una educación regalada como tal más allá de su infancia, con lo cual no tienen disciplina ni saben cual debe ser su comportamiento en el aula. Tras el curso se muestran muy agradecidos y ven que acudir a las clases merece la pena y se sienten orgullosos de los resultados que han obtenido. A veces incluso utilizan las sesiones como una vía de escape a los problemas que tienen en casa y ven que tras el curso su situación tanto económica como personal puede mejorar mucho.

-¿Por qué son importantes estos cursos?

-Son importantes no sólo a nivel académico, si no también a nivel personal. Aprenden ciertos hábitos que no estaban incluidos en su día a día, se relacionan con gente que no son de su entorno habitual, salen de la rutina y aprenden a trabajar en equipo, a canalizar sus frustraciones, a aumentar su autoestima, a solucionar conflictos, cómo afrontar el miedo o la ansiedad… En cuanto a las competencias profesionales les mostramos cómo hacer un currículum, como enfrentarse a una entrevista de trabajo, a utilizar los portales de empleo o los tipos de contratos con lo que se pueden encontrar una vez entren en el mundo laboral.

-¿Debería haber más cursos como estos?

-Si, hay mucha gente que se queda sin plaza. Con la situación tan difícil que hemos pasado en estos últimos años hay mucha gente que necesita la ayuda que este tipo de curso pueden ofrecerle, hay mucha demanda.

Fotos

Vídeos