La Joven Orquesta abre su ensayo general al público el 2 de enero

Ensayo de la Joven Orquesta de Euskal Herria EGO en el Complejo Educativo./Félix Morquecho
Ensayo de la Joven Orquesta de Euskal Herria EGO en el Complejo Educativo. / Félix Morquecho

La EGO prepara en el Complejo Educativo de Eibar el programa con el que celebra su 20 aniversario

FÉLIX MORQUECHO

Ya son 14 años los que han pasado desde que la Joven Orquesta de Euskal Herria (EGO) eligió Eibar como destino de sus dos concentraciones anuales. El Complejo Educativo ofrece una ubicación bien comunicada, dependencias suficientes para acoger los ensayos en pequeños grupos o con toda la orquesta y también hay cama y comida. Por eso los jóvenes músicos crecen y dan paso a otros, pero la orquesta sigue fiel a su cita con Eibar. Esta vez lo hace en un año de celebraciones ya que cumple su vigésimo aniversario, dos décadas de conciertos de los que más de la mitad se han fraguado en la ‘Uni’.

A los aficionados a la música no se les escapa la oportunidad que supone tener a jóvenes talentos en la ciudad. Sobre todo en época veraniega no es raro encontrarse con grupos que se animan a tocar en la calle tras acabar los ensayos. Sin embargo, en la parte seria también hay detalles por parte de la EGO para con el público local. Se ha convertido en una costumbre abrir las puertas en el ensayo general para que aquellos que quieran acudir puedan hacerlo sin el protocolo de un concierto.

No se verá el juego de luces de una actuación y no habrá acomodadores, pero el programa completo de los conciertos de las tres capitales deberá sonar igual.

Estilo barroco

La EGO reúne a los jóvenes músicos más preparados de Euskadi y su entorno y en cada convocatoria ofrece un caramelo distinto, en forma de programas con atractivo. En esta ocasión la orquesta se completa con 45 músicos para un programa de estilo barroco. Por una parte se tocará la ‘Sinfonía en re’ de Juan Crisóstomo de Arriaga. En el ‘Concierto de viola y orquesta’ de Carl Stamitz la EGO contará con una ex-integrante, la irundarra María Rallo Muguruza, que ha conseguido plaza como profesional en la Orquesta de la Ópera de Hamburgo.

El programa se completa con una obra que conmemora los 20 años de andadura. La primera obra que interpretó la EGO en 1997 fue la obertura ‘Los esclavos felices’ de Arriaga, y en esta ocasión esa pieza se interpretará con la compañía de la danza, de manos de la compañía guipuzcoana Dantzaz. Precisamente ayer viernes comenzaban los ensayos conjuntos entre los músicos y los bailarines en el Teatro del Complejo Educativo.

Juan José Ocón es el director de la EGO y remarca la importancia de que los jóvenes que acuden a la orquesta preparen programas que les servirán en sus carreras. En esta ocasión compartirá batuta simbólicamente con el coreógrafo Martin Harriage, encargado de llevar a la danza la obra ‘Los esclavos felices’. Eibar acoge la preparación de este programa en una concentración que se mantiene hasta completar la gira de conciertos.

Temas

Eibar

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos