PSE e Irabazi de Ermua se enfrentan por las cuentas del pasado ejercicio

El debate se originó en la última comisión informativa. / a. lasuen

Los socialistas acusaron a Irabazi de crear sospechas en redes sociales al defender una audiotoria externa, propuesta de su programa electoral

AINHOA LASUENErmua

La aprobación de la cuentas municipales 2016 generó un cruce de acusaciones entre el Partido Socialista y Ermua Irabazi en la última comisión informativa celebrada en el municipio.

El alcalde, Carlos Totorika, acusó al portavoz de Ermua Irabazi de «sembrar una sospecha que no corresponde con la realidad» sobre las cuentas locales en las redes sociales y el portavoz de Irabazi, Julen Dominguez, denunciaba «la manipulación de este comentario», puesto que explicaba que el hilo de la conversación en las redes sociales a la que se hacía referencia «era sobre la acusación de malversación de un compañero de IU de Madrid».

Totorika aprovechó la presentación de las cuentas 2016 para hacer público su malestar por el comentario en las redes sociales del concejal de Ermua Irabazi al que acusaba de levantar sospechas sobre las cuentas locales al afirmar que «sería necesaria una auditoria externa» y le conminaba a presentar sus dudas en la omisión.

Desde el equipo de gobierno se incriminaba que ante el comentario de «¿para cuándo una auditoría económica externa al Ayuntamiento de Ermua?», el edil del Ermua Irabazi respondiera que «sería deseable».

Dominguez defendía su comentario aclarando que «la petición de una auditoría externa no pone ninguna sombra de duda en las cuentas, sino que pretende que en un momento de desapego con la política se demuestre negro sobre blanco que se hacen bien las cosas».

El edil de Ermua Irabazi se mostraba molesto con la acusación del equipo de gobierno «puesto que soy muy escrupuloso en la actividad municipal» y en este caso «debemos intentar no tergiversar», apuntillaba. Julen Dominguez insistía en que «la petición de auditoría externa es deseable, no porque haya un indicio, sino porque estamos por la transparencia». El edil de la oposición aclaraba que «este aspecto se recoge en el programa electoral de Ermua Irabazi».

Algunos grupos de la oposición, como Bildu y PP, mostraron su contrariedad con la acusación a Irabazi y aconsejaban que estos temas se comentaran antes para resolver dudas.

Tras este enfrentamiento verbal, la corporación, por unanimidad, aprobó las cuentas 2016. De hecho, según explicó el concejal del PP, Fernando Aranberri, esta aprobación «no es más que un procedimiento administrativo, ya que únicamente se trata de trasladar los números al Tribunal de Cuentas, que es el que elabora un informe para conocer si las cuentas están en regla».

«Salud financiera»

Los números de la administración local que se han presentado en la actualidad al Tribunal de Cuentas presentan 4,2 millones de saldo positivo. Más de un millón se trasladan al próximo ejercicio para proyectos que se extienden en el tiempo. Según estas cuentas, el Ayuntamiento cuenta con 3 millones de remanente o ahorros.

Se registran 1,3 millones de ingresos ordinarios y en la actualidad la administración local cuenta con 240.000 euros de deuda.

Totorika defendió estas cuentas afirmando que «en Ermua tenemos una salud financiera razonable, que nos permite mantener los servicios municipales y acometer nuevos proyectos urbanísticos e industriales».

Temas

Ermua

Fotos

Vídeos