La horticultura ecológica se promociona en el marco de un plan de inclusión social

Las posibilidades de la horticultura ecológica fueron dadas a conocer por las entidades Lur Denok, Karabeleko, Ner Group y Agifes./FÉLIX MORQUECHO
Las posibilidades de la horticultura ecológica fueron dadas a conocer por las entidades Lur Denok, Karabeleko, Ner Group y Agifes. / FÉLIX MORQUECHO

Crean un grupo de consumo, que recibirá una cesta de hortalizas producidas en Hernani y Astigarraga

ALBERTO ECHALUCE

El centro Ibiltzen, de Urkizu, gestionado por la asociación Agifes, abrió sus puertas para dar cuenta de los pasos que se están dando para impulsar la horticultura ecológica en Gipuzkoa y favorecer la inclusión sociolaboral de personas con problemas de salud mental.

Junto a la exposición de estos planes se celebró un taller de cocina con productos de temporada, al tiempo que se informó de la formación de un nuevo grupo de consumo de Eibar, con hortalizas y verduras que se adquirirán de las plantas de Hernani y Astigarraga que son producidas por Lur Denok, en lo que constituye el proyecto social de Ner Group y Karabeleko, impulsado por Agifes. Estos grupos han iniciado una colaboración con el objetivo de llegar a integrar en el ámbito laboral a personas con problemas de salud mental.

La producción de dichas plantas será expuesta en Agifes a los socios del grupo de consumo en Eibar. Este nuevo grupo de consumo recibirá una cesta semanal con productos ecológicos y de temporada a un precio entre 60 y 68 euros, según productos.

Iker Goikoetxea, de Karabeleko, incidía en que «la apuesta por la producción ecológica, local y de temporada es uno de los principales ejes de nuestro trabajo, ya que la agroecología es un pilar fundamental y proponemos ir ampliando, de forma sostenible, la oferta de alimentos ecológicos en Gipuzkoa. No sólo el alimento representativo tiene que ser el tomate, sino que hay otras muchas cosas más. Queremos abrir el gusto hacia otras hortalizas».

Sin embargo, entre las acciones que máyor interés despierta en Lur Denok y Karabeleko está el desarrollo de la hortiterapia o terapia hortícola que ayuda a las personas que sufren de una discapacidad física, trastornos mentales o daños cerebrales provocados por accidente, tumores, etc. «La terapia hortícola fomenta diferentes aspectos de desarrollo personal: se escucha a la persona, se la valora, se le da una oportunidad de tener una vocación, se trabaja la sociabilidad, la participación, tener éxito, tener un sitio, ser alguien. Hay muchas actividades en el huerto que pueden facilitar la rehabilitación y la recuperación», decía Goikoetxea, que mostraba los importantes avances conseguidos en la rehabilitación de las personas con problemas de salud de mental. «Son los sicólogos, especialmente, quienes nos hablan del importante avance que experimentan las personas que trabajan en nuestras plantas»

Además de la importancia la hortiterapia sobre la salud, «de un colectivo de 30 personas que están evolucionando muy favorablemente», a esta actividad se le considera «respetuosa con el medio ambiente, y favorecemos los productos de temporada y conseguimos la creación de puestos de trabajo».

Empleos para el colectivo

En este sentido, el compromiso para 2018 es crear un puesto de trabajo en las huertas de Lur Denok y otro en la asociación empresarial Ner Group. Además, ambas entidades se proponen crear un mayor número de empleos para el colectivo en los próximos años. Lur Denok SL está formada desde el inicio por 160 personas y 21 organizaciones. «Trabajamos en favor de la producción y comercialización de alimentos. Creemos en la eficacia y la generosidad que posibilitan el desarrollo de una sociedad integradora y equilibrada», finalizó Goikoetxea.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos