«Lo que la gente pensaba que era basura era un tesoro para mí»

Alex de la Huerta posa con varios de sus modelos./a. lasuen
Alex de la Huerta posa con varios de sus modelos. / a. lasuen
Alex de la Huerta - Aficionado y coleccionista de la bicicleta

Del 15 al 30 de abril el basauritarra expondrá en Lobiano piezas de su nostálgica colección, en la que trata de reflejar la historia de la bici

AINHOA LASUEN

Su cariño por el mundo de la bicicleta le ha llevado más allá de lo que tratan de alcanzar la mayoría de los aficionados a este deporte. El vecino de Basauri, de 31 años, Alexander de la Huerta, compartirá con la población ermuarra,del día 15 al 30 de abril, algunas de las piezas de su colección personal, testigos de la evolución de la bicicleta desde los años 20. La muestra, organizada por el Centro Castilla León, se inaugurará mañana a las 13.00 horas en Lobiano. Este amante de la bicicleta, recicla, arregla y utiliza piezas de todos los tiempos.

-¿Qué es lo que se va a poder ver en la exposición de Ermua?

-Va a reflejarse parte de la historia de la bicicleta. Habrá desde bicicletas de principio de siglo, desde 1920 y 40, para ver cómo comenzó la evolución, hasta las bicis de varillas a las bicicletas de los 70 y 80.

-¿Qué piezas destaca?

-Todas, pero llevaré una silla de ruedas de los años 20-30, que iba a remo, con caja de cambios y todo. Tiene tres ruedas, marcha adelante y marcha atrás y remo. Es francesa y hay muy pocas por aquí.

-¿Todas las piezas que aparecen las ha recopilado usted?

-Sí, con los años. Siempre me ha gustado la bicicleta. He sido ciclista. He ido comprando, arreglando, buscando. He asumido como una carrera particular el rescatar esas joyas, vehículos que se apartaban en los caseríos porque no les valían. Lo que la gente pensaba que era basura es un tesoro para mí. Tengo algunas piezas de varillas de 1920 o 1930. Algunos piensan que no se pueden comparar con una bici moderna, pero tienen un mecanismo especial y llaman a la nostalgia.

-Me dice que le ha gustado la bicicleta. ¡Hasta qué punto!. Rizó el rizo andando de espaldas.

-Hubo una temporada en que andaba en la bici de espaldas. Y en homenaje a un señor de Mañaria que subía hacia atrás Urkiola yo también comencé a subir puertos. He coronado el puerto de Urkiola, Orduña.

-Es muy complicado, ¿no?

-Es complicado. En un comienzo se me hizo muy difícil, pero poco a poco fuí mejorando. Luego intenté hacerlo más difícil y bajaba escaleras y otro tipo de cosas. Lo que quería conseguir es que la gente viera que andando para atrás se podía conseguir lo mismo que andando para adelante.

Zona con tradición

-Pero para subir los puertos llevaba ayudante, ¿no?

-Sí. Alguien que te va diciendo hacia donde girar y demás. Porque cuando llevas muchas horas el cuerpo sufre mareos o falta de equilibrio. No es lo mismo hacer kilómetros en un puerto y el cuerpo sufre mucho.

-Habrá tenido que hacer muchas pruebas

-Muchas. Me caía, probaba en otro terreno y lo hice poco a poco.

-¿Tiene una bicicleta adaptada?

Sí. Tengo una bicicleta antigua, Orbea, de paseo que adapté yo. Le puse unos cuernos, un sillín en el manillar.

-¿Además de andar en bicicleta es mecánico?

-Siempre he andado reparando bicicletas a amigos, a gente del barrio.

-¿Cómo se animó a venir a Ermua a exponer?

Acudí a la reunión de coches clásicos en Ermua, porque tengo uno y suelo llevar también una bicicleta en el maletero y la saqué. Raúl (del Castilla León) me planteó poder exponer en Ermua. Me parece importante que la gente de esta zona, con tradición de la bicicleta (Orbea, BH,...) conozca un poco su historia. Además cubres la nostalgia de las personas que han tenido estas bicis.

Temas

Ermua

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos