La Escuela de Música ofertará el primer curso para menores de entre 4 y 6 años

Un concierto de los que ofrece al año la Banda de Música de Eibar en el Teatro Coliseo.
Un concierto de los que ofrece al año la Banda de Música de Eibar en el Teatro Coliseo. / Félix Morquecho

Acudirán, a partir de septiembre, una vez por semana a clases de una hora, para avanzar en aspectos como el ritmo y la escucha»

AINHOA GARCÍA MALLOEibar

La capacidad para disfrutar y apreciar la música se puede desarrollar desde muy niño, con el fin de abrirle a una de las actividades humanas que mejor contacta con el mundo emocional y cultural. Por ello, la Musika Eskola Juan Bautista Gisasola impartirá, a partir del próximo mes de septiembre, el primer curso de enseñanza a niños de entre 4 y 6 años de edad, es decir, a todos aquellos nacidos durante los años 2011, 2012 y 2013. En la actualidad se ofertan, únicamente, los cursos segundo y tercero para alumnos de 7 años en adelante. Es una novedad esta ampliación, una decisión pionera para esta entidad.

En junio se abrió en Pegora, Oficina de Información de la Ciudadanía, la matriculación no sólo a los alumnos con edades superiores a los 7 años, sino a todos aquellos de entre 4 y 6 años. Estos cursos iniciales para menores y más mayores comenzarán el 5 de septiembre. Los niños de 4 y 5 años acudirán una vez por semana a clases de una hora de duración.

Por su parte, los alumnos de 6 años acudirán en dos sesiones semanales de 45 minutos de duración cada una de ellas. Cada clase estará compuesta, como mínimo, de 6 alumnos y en el caso de que hubiera más de 12 menores, se organizarán dos aulas. Las clases comenzarán a partir de las 17.00 horas.

La responsable de impartir dichas clases es Maite Arroitajauregi, quien asegura que «la metodología a utilizar ha de ser abierta y adaptada a las necesidades de cada grupo». Además, «los contenidos musicales se trabajarán desde el cuerpo».

En palabras del director pedagógico de la Musika Eskola, Markos Juaristi, «la nueva oferta permitirá mejorar el nivel de los menores, además de avanzar en otros aspectos como el ritmo, la escucha y otra serie de aspectos». Todo ello, incidirá, sin duda, «en un mayor desarrollo cognitivo, intelectual y emocional y en la mejora de las relaciones interpersonales de los niños», explica Juaristi.

«Crear cantera»

La Musika Eskola de Portalea cuenta con 300 alumnos, aunque la puesta en marcha de esta iniciativa supondrá, a corto plazo, «crear cantera para que sucesivamente contemos con un mayor número de matriculaciones».

En este sentido, Arroitajauregi, incide en que «es muy importante que los contenidos musicales se aprendan desde el cuerpo. Todo lo que se vive desde el cuerpo se aprende mejor. Si se cuentan con vivencias musicales se aprenderá todo lo posterior mejor». Así se ponía el ejemplo del empleo, desde muy corta edad, de xilófonos, que permiten trabajar los ritmos con las palabras y el movimiento corporal.

La profesora Arroitajauregi, recuerda que «empezamos a hablar a partir del lenguaje materno. Con la música también comenzamos con ritmos simples desde patrones, para, después, cantar, imitar o repetir. La música debe ser una vivencia corporal y lúdica. Todos los niños tienen capacidades musicales y si se ejercitan desde muy pequeños, mejor todavía».

Arroitajauregi destaca que «es muy importante que los niños se aficionen a la música desde muy pequeños. Disfrutan, aprenden rápido, y muchos padres y madres me indican que sus hijos, desde que estudian música están más relajados. Si a partir de 4 años un niño se ejercita en la música aprenderá a escuchar porque no podemos olvidar que la música es una forma de expresión. Es cultura, ayuda en su intelecto. Desarrollará mejor la memoria a partir de la repetición. Después lo aplicará, sin ninguna dificultad en su vida académica consiguiendo buenos resultados. Los beneficios son muy amplios», finaliza.

La Musika Eskola Juan Bautista Gisasola ha lanzado una iniciativa que espera que tenga resultados positivos de cara al futuro.

Temas

Eibar

Fotos

Vídeos