Ermua propone su adhesión a la Convención de los Derechos del Niño

El Consejo de la Infancia de Ermua en una reunión en el salón de plenos./A. Lasuen
El Consejo de la Infancia de Ermua en una reunión en el salón de plenos. / A. Lasuen

Se trata de un paso más en los hitos del proceso que aborda el Ayuntamiento para escuchar la visión de la infancia en el municipio

AINHOA LASUEN

El Ayuntamiento de Ermua trata de avanzar otro paso en la denominada ‘visión metro diez’ del psicopedagogo Francesco Tonucci, que trata de defender la importancia que deben tener los niños en la organización y la vida de las ciudades, proponiendo la adhesión del municipio a la Convención de los Derechos del Niño de las Naciones Unidas. Hay que tener en cuenta que se entiende por niño todo ser humano menor de dieciocho años de edad.

Tratando de sumar hitos al trabajo que desarrolla hoy en día la administración local en el ámbito de la infancia, ahora la corporación municipal deberá decidir su adhesión a la citada Convención. Esta propuesta se planteó precisamente en la sesión de Comisión Informativa celebrada la pasada semana en Ermua. Se trata de expresar públicamente la adhesión del Ayuntamiento a la Convención de los Derechos del Niño.

Con ello, la administración local se compromete a realizar, en lo relativo a las competencias municipales, todos los esfuerzos posibles para garantizar el cumplimiento de la Convención sobre los Derechos del Niño, impulsando la elaboración y desarrollo de políticas de infancia para poder avanzar hacia una sociedad más justa e igualitaria.

Además, el Ayuntamiento adquiere el compromiso de tener en cuenta la voz de los niños y niñas en todo lo que les afecta directa o indirectamente.

La Declaración Institucional que propone aprobar el Ayuntamiento de Ermua, además de establecer estos compromisos aclara que «desde que hace 28 años se aprobara la Convención sobre los Derechos del Niño se han conseguido grandes avances, aunque no es menos cierto que los retos que quedan son enormes para lograr que todos los niños y niñas vean cumplidos sus derechos».

Se informa de que en el mundo 15.000 niños y niñas mueren diariamente por causas prevenibles, y en nuestro entorno más cercano el riesgo de pobreza y la desigualdad se hace más patente en la población infantil. A esto se une una tendencia demográfica decreciente así como datos preocupantes en violencia infantil. «Los niños y niñas importan», inciden en la Declaración.

Según se recoge en el escrito, «su valor social va mucho más allá del ámbito doméstico; son un asunto de sus familias, pero también de toda la sociedad. Porque sin los niños y niñas no hay futuro».

Municipios básicos

Por ello se apunta hacia la labor de los municipios que «como entidades locales básicas en la organización territorial, son fundamentales para garantizar el presente y futuro de la infancia, así como para asegurar la participación de los niños y niñas en sus entornos más cercanos».

En la actualidad en Ermua se trabaja con el Consejo de la Infancia que se puso en marcha hace pocas semanas en la villa. Doce niños y niñas de Educación Primaria de los centros educativos ermuarras participan en este órgano asesor.

Los niños y niñas, de entre 6 y 8 años, se reunirán periódicamente con responsables municipales para aportar su visión sobre la localidad y ofrecer asesoramiento desde otro punto de vista. La iniciativa se enmarca en el proyecto ‘Ciudad educadora’, red internacional de la que Ermua forma parte.

Temas

Ermua

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos