Ermua se plantea obtener el sello europeo de la buena gobernanza

La relación con la ciudadanía, que se realiza en Abiapuntu, es uno de los indicadores a evaluar. / a. lasuen

Eudel propone rubricar un convenio con la administración local para abordar este proyecto piloto de mejora en diversos criterios

AINHOA LASUENErmua

Ermua se plantea obtener el Sello Europeo de la buena gobernanza. Se trata de un proyecto piloto, formulado mediante una propuesta de la asociación de municipios Eudel para trabajar una metodología que permita acercarse y evaluar la buena gobernanza. Pretende compartir este reto junto con los ayuntamientos de Leioa, Amurrio y Getxo.

El concejal del Área de Planificación Estratégica e Innovación, Juan Carlos Abascal, recalcó que se intentará que «en una estrategia a largo plazo veamos cómo somos capaces de sacar lo mejor de nuestras personas (empleados municipales) y motivarlas».

Ya anteriormente, con las bases establecidas por el organismo Transparencia Internacional, el Ayuntamiento de Ermua ha tratado de aplicar diferentes criterios para implementar ese «buen gobierno».

Para abordar esta iniciativa el Ayuntamiento de Ermua deberá abonar 5.000 euros a cambio del asesoramiento para ver cómo se puede implementar este sello europeo.

Algunos de los criterios que se proponen implementar o evaluar en este proceso son: conseguir una organización más eficiente y eficaz, cómo son capaces de orientarse más hacia la ciudadanía, la participación ciudadana, tener una estrategia a largo plazo, el comportamiento ético, las competencias y capacidades, la innovación y espíritu ante el cambio, una gestión financiera sana, la rendición de cuentas, los derechos urbanos, la diversidad cultural y la cohesión social, entre otros.

«En este momento estamos en un cambio de paradigma para saber cómo cambiamos la organización», explicaba Abascal.

El portavoz del PP, Fernando Lecumberri, quiso recalcar que «la concesión del sello es limitada en el tiempo, por lo que se deberá hacer una evaluación y si no se cumple se retira, porque será la plataforma nacional la que concede el sello».

El alcalde, Carlos Totorika, aclaró que «serán meses de trabajo intenso y entonces veremos los indicadores y podremos intentar cumplirlos». Las probabilidades de que se obtenga el sello «son bajas», según el primer edil del Ayuntamiento de Ermua, «pero el objetivo principal es que cuando se evalúen los criterios podamos detectar en qué puntos somos débiles y tratar de corregirlo».

Oportunidades de mejora

En definitiva, se trata de «detectar oportunidades de mejora y nos ayudará a definir criterios con nuestras debilidades y fortalezas», según aclaraba el alcalde.

El sello se renovará cada tres años, por lo que en este tiempo «se deberá mejorar y supondrá un aprendizaje», añadía.

Desde Bildu se mostró su postura favorable, pero se insistió en que «no se quede en un trabajo de mero trámite». El PNV calificó de «recomendable» la iniciativa y apostó porque ésta ayude a «establecer lo bien o mal que lo hacemos y nos dará la oportunidad de comparar con otros pueblos».

Este debate se llevará de nuevo a posteriores Comisiones Informativas.

Temas

Ermua

Fotos

Vídeos