Educación plantea derribar el centro escolar de Alfa por su mal estado

Educación ha recomendado el derribo del centro escolar Alfa por su deficiente estado./FÉLIX MORQUECHO
Educación ha recomendado el derribo del centro escolar Alfa por su deficiente estado. / FÉLIX MORQUECHO

El PSE estudia crear una zona de recreo y EH Bildu pide un centro cultural

ALBERTO ECHALUCEEibar

El departamento de Educación del Gobierno vasco ha recomendado la demolición del centro escolar Alfa, en base al mal estado de su edificio. El inmueble, de finales de los años cincuenta del pasado siglo, no reúne las condiciones necesarias para la enseñanza y se propone su demolición.

Desde el equipo de gobierno socialista se plantea la creación de una zona de recreo en el solar que deje el centro escolar. Hay que tener en cuenta que desde el área de Urbanismo, se planteó, hace unos años, la posibilidad de llevar a cabo un bidegorri o carril ciclista entre Legarre por Itzio hasta el Sakun, con lo que se podrían aprovechar terrenos en este punto para llevar a cabo este carril lúdico.

El proyectado bidegorri permitiría conectarlo con el paseo de Amaña generándose una amplia superficie de paseo. Por ello se plantea su aprovechamiento como parque, que posibilitaría, a su vez, contar con un paseo largo, una de las necesidades más importantes que tiene nuestro municipio, configurando una red de caminos saludables que no tenemos, una vez que son muchas las personas las que caminan diariamente entre Eibar y Ermua o por la variante, al carecer también de un bidegorri, infraestructura existente en la mayor parte de municipios guipuzcoanos.

Tras la carta remitida por Educación, desde EH Bildu solicitaron que se estudiase la reutilización del centro escolar para otros fines. EH Bildu propone que se reconvierta en un espacio para la creación cultural y que acoja además, salas de reuniones para diferentes agentes y asociaciones de la ciudad.

Desde el grupo abertzale mantiene una apuesta por la reutilización de edificios en desuso, más si además, son edificios públicos. «Hemos propuesto por tanto, que el edificio de la antigua Ikastola Alfa sea destinado a cubrir una carencia existente en Eibar. Vemos el edificio como un espacio adecuado para trabajar la creación cultural», expresan desde EH Bildu.

Igualmente, desde el grupo en la oposición dijeron que «tenemos una oferta cultural rica y extensa en Eibar. Sin embargo, para que esta rica oferta fuese disfrutada por la mayor cantidad de ciudadanos se creó la exitosa tarjeta de fidelización ‘Coliseoaren Laguna’. Pero hay que tener en cuenta que hablamos siempre de una cultura más pasiva, mientras para una cultura más activa, una cultura que fomente la creación, no hay ningún recurso en Eibar. Además, también hemos propuesto la puesta en marcha de una línea de becas que apoyen dicha creación cultural». Tanto el espacio como las becas para la creación son dos propuestas en firme realizadas por EH Bildu al presupuesto 2018 del PSE».

Mapa escolar

La decisión de Educación sobre el derribo de Alfa está unida a la planificación educativa que comenzó a realizarse a lo largo de este curso con la unificación de los centros de Secundaria de Mogel Isasi y de Itzio. De esta manera, Mogel Isasi ofrece sólo enseñanzas de ESO, de 1o y 2o curso, mientras que Itzio pasa a ofrecer, con esta reforma, los cursos 3o y 4o.

La unificación afecta a cerca de 700 alumnos, con lo que el centro Alfa perdía la posibilidad de ofrecer enseñanzas. Junto a ello, su mal estado ha contribuido a que se descartase dicho centro dentro del mapa escolar. Aquella unificación conllevaba que tanto el Instituto Ignacio Zuloaga como el IES Eibar-Ermua ofreciesen, unicamente, las enseñanzas de bachillerato.

Las asociaciones de padres de Amaña, Urkizu, Arrateko Andra Mari, San Andrés e Itzio mostraron su acuerdo «con el diagnóstico y la propuesta presentados por los responsables del Departamento de Educación.

Alfa en sus momentos de expansión impulsó la puesta en marcha de una serie de servicios para disfrute de sus trabajadores y familias, como un economato que llegó a contar con dos locales en la calle Toribio Etxebarria, así como el mencionado centro escolar, que ofrecía enseñanzas a alumnos de primero a quinto de EGB, desde los seis a los once años, con su correspondiente profesorado.

Igualmente, la firma Alfa llegó a contar con una colonia de verano en Ondarroa, en donde los hijos de ‘alfistas’ disfrutaban de los meses de julio y agosto en la localidad vizcaína. Los beneficios con que contaban los trabajadores y sus familias llevó, incluso, a disponer de un servicio médico particular.

Temas

Eibar

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos