El IMD cierra sus puertas para realizar labores de limpieza y mantenimiento

ESTÍBALIZ GARCÍA

Como viene siendo habitual, el IMD cerrará todas sus instalaciones durante este mes de agosto para llevar a cabo los tradicionales trabajos de limpieza y mantenimiento de sus instalaciones. En esta ocasión, además, el Ayuntamiento procederá sustituir el césped del campo fútbol del Complejo Deportivo Betiondo y a cambiar el firme de la pista de atletismo que se encuentra junto a él.

El mes elegido para estos trabajos es este precisamente porque el volumen de actividad se reduce de forma considerable con respecto al resto del año. «Durante esta parada anual, el IMD deberá realizar un amplio conjunto de actuaciones de mantenimiento que responden a la necesidad de llevar a cabo una completa revisión y puesta a punto de sus equipamientos deportivos, que serán sometidos durante este espacio de tiempo a un riguroso y exhaustivo examen para dejarlos en óptimas condiciones antes de encarar el siguiente ciclo anual», afirman desde la institución local.

El IMD informa de que «la puesta a punto consistirá en el vaciado de los vasos de las piscinas, para la posterior limpieza con productos químicos desincrustantes y desinfectantes de su interior, desagües, escaleras, playa, duchas, sumideros y vasos de compensación, entre otros elementos. Se revisarán minuciosamente todos los sistemas de las piscinas, incluido el sistema de tratamiento y depuración del agua, filtros de arena, motores, bombas dosificadoras, limpiafondos o cierres de válvulas, procediendo a la limpieza, engrase, reparación o sustitución de los componentes que sean necesarios, tras lo cual, se procederá nuevamente al llenado y calentamiento del agua de ambas. Entre los trabajos de mantenimiento a realizar destaca por su importancia el programa de desinfección de legionelosis de todas las conducciones de agua caliente sanitaria, que incluye el vaciado, examen y limpieza de los depósitos de acumulación de agua caliente, la revisión de los sistemas de climatización y la inspección de las salas de bombas y de las calderas de todos los edificios. Además del tratamiento integral de los vasos de las piscinas, se realizan en el resto de las instalaciones todo tipo de pequeñas obras de revisión e inspección, sustituciones, reposiciones y reparaciones que, por sus características o dimensión, fuerzan a cerrarlas».

«Durante el tiempo en que va a estar cerrado el Polideportivo, pueden utilizar las piscinas del centro deportivo Orbea de Eibar en virtud del convenio existente entre ambos organismos. Para poder acceder a ellas sólo será necesario mostrar para su identificación, el carné de persona abonada y el DNI», recuerda el IMD.

Estas instalaciones volverán a abrir sus puertas a partir del 24 de agosto en el caso del Polideportivo y de la zona deportiva Aritzmendi, incluidas las pistas de pádel, y el 1 de septiembre, que lo hará el Complejo Deportivo Betiondo.

Césped y pista de atletismo

Además de los trabajos de limpieza y mantenimiento, en el Complejo Deportivo de Betiondo se llevarán a cabo las tareas de sustitución del césped del campo de fútbol y del firme de la pista de atletismo, esta vez a cargo del Ayuntamiento. La primera se prolongará hasta mediados de mes y la empresa Oziona S.L. contará con un presupuesto de 116.628€ para realizarlo.

En cuanto a la segunda, ésta comenzará una vez se haya terminado con la anterior, ya que ambos trabajos no pueden coincidir en el tiempo. Los encargados serán Disporteki S.L., con un presupuesto de 139.457 euros.

Fotos

Vídeos