El bidegorri de Maltzaga a Azitain costará cinco millones de euros

El bidegorri exigirá construir un puente paralelo al de la vía del tren. /FÉLIX MORQUECHO
El bidegorri exigirá construir un puente paralelo al de la vía del tren. / FÉLIX MORQUECHO

Exige la construcción de un puente paralelo al de la vía del ferrocarril, sin causar afecciones al río y recuperar antiguos pasos

ALBERTO ECHALUCE

La Diputación Foral de Gipuzkoa ha transmitido al Ayuntamiento el inicio «para este año» del bidegorri entre Azitain y Maltzaga, reivindicado desde hace varios años por el Ayuntamiento eibarrés, que permitirá dar continuidad al que enlaza con el construido en Elgoibar.

La orografía, las infraestructuras y las servidumbres existentes hacen del tramo Azitain-Maltzaga un reto ahora asumible. Así, tras redactarse el proyecto, muy complicado por ejecutarse sin causar afecciones al río Deba ni al futuro desdoblamiento de las vías del tren, la Diputación ha expuesto que el presupuesto de los trabajos ascenderá a cinco millones de euros. Su licitación está prevista que tenga lugar en los próximos meses, para su inicio a final de año.

Tras haber realizado un estudio de alternativas, se ha optado por una solución que prevé una pasarela con una pendiente del 6% sobre el lugar más delicado del itinerario, en el que coinciden el trazado ferroviario de Euskotren, la carretera GI-627 en su encuentro con la A-8 y el cauce del río Deba.

El recorrido transcurre por apenas 1,5 kilómetros, con una anchura que oscilará entre 3 y 3,5 metros, aunque habrá algún punto que podrá ser de dos metros.

El elevado coste del proyecto tiene su causa en gran parte en la necesidad de construir un nuevo puente para superar el cauce del río. Ese puente, que irá en paralelo al de EuskoTren, posibilitará que el bidegorri procedente de Elgoibar pueda tener continuidad por la margen izquierda del río, frente a la antigua estación de Maltzaga. A partir de ahí, el trazado de la vía ciclista-peatonal continuará por debajo de la autopista AP-8, para volver a cruzar hacia la N-634 por otro antiguo puente, para después seguir por las empresas Agme y Apalategi y desembocar en la rotonda de Azitain, en el inicio de la variante de Eibar.

La conexión peatonal y ciclista entre los municipios Eibar y Elgoibar es un anhelo que compartían los ayuntamientos y vecinos de ambos municipios, así como la Diputación Foral de Gipuzkoa, y que se retomó este mandato tras varios años de espera por la complejidad técnica de su ejecución. Enlazar los dos principales núcleos poblacionales de Debabarrena supone «una apuesta estratégica para impulsar el uso de la bicicleta en la comarca», según la Diputación.

Se trata, además, de una operación que tiene un ojo puesto en el futuro, ya que la Red de Vías Ciclistas Forales de Gipuzkoa contempla que este tramo conecte con otra vía que llegará desde Soraluze, donde ya existe una vía peatonal ciclista que atraviesa las principales localidades de Debagoiena.

En la visita realizada la pasada semana a Eibar por el diputado foral de Deportes y Turismo, Denis Itxaso, se repasó el estado del proyecto de este bidegorri, en lo que ha calificado la Diputación como «la inversión más ambiciosa de la legislatura en materia de movilidad ciclista».

En este punto, el alcalde Miguel de los Toyos e Itxaso remarcaron la «importancia y ambición del futuro bidegorri, una deuda pendiente que el gobierno foral quiere saldar por fin con Eibar, que viene reclamando esta infraestructura desde hace tiempo», señaló Itxaso.

Avanzar en la vía ciclista interurbana

El Pleno del Ayuntamiento se hizo eco de la posibilidad de avanzar en la construcción de un bidegorri interurbano que recomienda el Plan de Movilidad mediante la construcción de una vía ciclista en base a un correcto tratamiento de aceras y de la calzada de la N-634. No obstante, en el Pleno del Ayuntamiento se comprobó que estaba sin definir este aspecto. De hecho, en la construcción del espacio multiusos de Errebal se quieren abrir zonas para canales ciclistas. No obstante, las intenciones del Ayuntamiento siempre han sido las de habilitar circuitos ciclistas, en los paseos que se han abierto a lo largo de la vía del tren, como el de Legarre y Amaña. También quedaría pendiente de construir la cobertura del paseo del ferrocarril entre la Estación y Azitain que perfectamente podría acoger un carril ciclista, conectado con el que viene de Maltzaga. Este paseo cuenta con un convenio firmado entre el Gobierno vasco y el consistorio, que se comprometieron a costear a partes iguales entre ambas instituciones. Desde el Ayuntamiento se ha girado una carta a Vitoria solicitando la celebración de una reunión para avanzar en la realización del proyecto, una vez que están fijados los compromisos, aunque el encuentro carece de fecha de celebración.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos