El Ayuntamiento de Ermua debatirá en breve la opción de compra de Erleta Etxea

Vista de Erleta Etxea desde la plaza Cardenal Orbe, a donde da una de las fachadas.
Vista de Erleta Etxea desde la plaza Cardenal Orbe, a donde da una de las fachadas. / A. Lasuen

La compra de la conocida como 'Casa Lucre' permitirá abordar después el derribo del anexo de la iglesia y la creación de una plaza

AINHOA LASUENErmua

La corporación municipal debatirá en próximas fechas la opción de compra del edificio Erleta Etxea, conocido por ‘Casa Lucre’, situado en Erdikokale. La compra de este inmueble permitirá poner en marcha el derribo de los locales parroquiales de Ermua, que se encuentran anexos a la iglesia Santiago Apostol. Este derribo incluirá el arreglo del muro de la iglesia, que durante décadas ha quedado tapado por el edificio, en el que se mantendrá su estética inicial.

El Ayuntamiento valorará la posibilidad de adquirir el citado inmueble, que albergará las actividades que actualmente se recogen en los locales parroquiales.

El objetivo de este proyecto, recogido en el Plan General de Ordenación Urbana del municipio, es derribar los actuales salones para conseguir en esta zona una plaza abierta y un paso directo desde la fuente de Santiago hacia el frontón de la plaza Cardenal Orbe. Para conseguir este paso peatonal se derribará el antiguo estanco y un tercio de la huerta del caserío Aldapakua, manteniendo la estructura de la vivienda.

La compra de la Casa Lucre, actualmente en desuso, contará con una inversión de en torno a 585.000 euros. Para mantener esta opción de compra se deberá abonar una prima de 50.000 euros de la cantidad total.

El Ayuntamiento pretende recuperar esta cantidad gracias a una unidad de ejecución ligada en el PGOU a Okinzuri, que en futuro albergará una actuación residencial. De hecho, el alcalde, Carlos Totorika, quiso resaltar este concepto en la presentación del proyecto en la Comisión Informativa de esta semana. «El Ayuntamiento no va a pagar esta obra, sino que se trata de conceder un crédito a la unidad urbanística de Okinzuri que se cobrará cuando se aborde esta unidad, pero si no deberíamos esperar cinco años y nos parece que debemos ejecutar antes el derribo y dejar a la vista la iglesia y crear la plaza y el paso hacia la plaza en este espacio».

Sobre la duda de si la adquisición del edificio debería estar financiado por la Iglesia o por el Ayuntamiento, planteado por Bildu, Totorika resaltó que «en este proyecto, como en otros, se debe indemnizar a los propietarios a los que se derriba el edificio y en este caso la propiedad es del Obispado». Es por ello, que el Ayuntamiento pretende adquirir la casa Erleta para permutarla por el edificio de salones parroquiales.

La Casa Erleta mide, con su solar vacío, algo más de 174 metros cuadrados, y consta de planta baja, dos pisos y camarote. Linda tanto con la calle Erdikokale como con la plaza Cardenal Orbe.

Espacios dispersos

Pese a que se trata de lugares separados, esta unidad de ejecución además de Erdikokale y Okinzuri, también incluye el derribo del edificio del bar Tic-Tac de Izelaieta y la construcción de un paso peatonal, mejorando la accesibilidad de esta zona. Las previsiones establecen que el próximo año podría abordarse la rehabilitación de Erleta Etxea y estas tareas llevarían de uno a dos años.

Posteriormente, tras el traslado de las actividades sociales y religiosas que se llevan a cabo en los locales parroquiales a la Casa Erleta, se abordaría el derribo del edificio, aunque las previsiones dependen de las gestiones urbanísticas y administrativas.

Temas

Ermua

Fotos

Vídeos