Aprobado un Plan Económico Financiero hasta el 2020 por la situación de déficit presupuestario

La oposición municipal solicita una reflexión sobre los gastos «prescindibles y revisables»

ALBERTO ECHALUCE

El Pleno del Ayuntamiento de Eibar ha aprobado el Plan Económico Financiero, para el periodo 2017-2020, en el objetivo de dar cumplimiento de estabilidad presupuestaria. Este documento se aprueba, en base a lo establecido por el artículo 5 de la norma Foral 1/2013, de 8 de febrero, por la que se desarrolla la competencia de tutela financiera en materia de estabilidad presupuestaria y sostenibilidad financiera de las entidades locales de Gipuzkoa. Este plan tenía que ser elaborado en el plazo de los tres meses siguientes a la aparición de un déficit en el presupuesto municipal.

La aprobación de este punto, con los únicos votos del PSE, generó críticas desde la oposición municipal, formada por EH Bildu, EAJ-PNV e Irabazi. Por parte del PSE, el alcalde, Miguel de los Toyos, expresaba que «este plan surge como un trámite de obligado cumplimiento, pero la cuenta general del Ayuntamiento, sus ingresos y gastos, se encuentran en una situación satisfactoria. Buena prueba es que apostamos por la congelación de las tasas e impuestos». Por su parte, desde el PNV se incidió en que «el Ayuntamiento tiene que echar el freno al gasto corriente», ante el incumplimiento del objetivo de Estabilidad Presupuestaria. Por ello su petición de contención del gasto corriente, «excesivamente alto según los ratios financieros recogidos por los informes técnicos municipales» exigía el Plan Económico-Financiero, «ya que, de no hacerlo, incurriría en una situación de ilegalidad».

La situación no es nueva. Ya el año pasado se dio esta misma circunstancia al incumplirse los objetivos de estabilidad presupuestaria y regla de gasto. «Y todo apunta a que el año que viene ocurrirá más de lo mismo», lamentó la edil jeltzale de hacienda, Elena Ibañez. «La necesidad de aprobarlo constituye en sí mismo un serio toque de atención. No se puede mirar a otro lado», insistió Ibañez. La coordinadora jeltzale censuró la actitud del alcalde, que en el pasado ejercicio presupuestario responsabilizó a los grupos de la oposición de dicha situación. «Nos preguntamos si ahora se culpará a los 475.000 euros negociados con Irabazi», planteó Ibañez.

La concejal nacionalista denunció asimismo que esta cuestión se ha convertido ya en reiterativa. «Hubo un Plan en 2010. No hubo otro hasta 2016 y en 2017 lo volvemos a tener. Y tenemos todos los boletos para volver a tener que aprobar uno en 2018, porque no parece que el PSOE esté por la labor de contener el gasto corriente. Tenemos un Ayuntamiento que no ejecuta las inversiones y que dispara el gasto corriente», recriminó la edil del PNV.

Asimismo, expuso que la reducción del gasto del capítulo 4 del presupuesto, alardeado por el Alcalde, no se corresponde con la realidad. «Se han reducido los 200.000 euros que ha costado la habilitación de la incubadora de empresas tecnológicas que gestionará BIC Berrilan en Tekniker. Una dotación extraordinaria de 2016 que se habilitó a propuesta de Eibarko EAJ-PNV y que lógicamente este año no es necesaria. El hecho de que esa misma cantidad no se repita en 2017 no es una contención de gasto y por tanto no se deben hacer trampas al solitario», dijo Ibañez. Por todo ello, desde las filas jeltzales se reclamó «más rigor en la gestión financiera del Ayuntamiento», y pidió que se ponga fin «a la mala costumbre de sobrepresupuestar los gastos y no contemplar los ingresos reales». Además, desde el PNV criticaron también «la utilización que el Alcalde está haciendo de la partida de Crédito Global, una partida que él mismo se había comprometido a utilizar para acuerdos con el PNV. Se asume un compromiso y luego se utiliza ese dinero para cuestiones no acordadas, ¿dónde quedan los compromisos adquiridos? ¿Cuál es el valor de la palabra dada?», preguntó. Por todo ello, EAJ-PNV se abstuvo en este punto .

El futuro de las tasas en 2019

Ante la congelación de las tasas, en el 2018, Gorka Errasti, de EH Bildu grupo que también se abstuvo, explicó su posicionamiento en base a que «seguimos con la espada de Damocles llamada Plan Económico Financiero, y nos preocupan la situación de las tasas e impuestos que llevan los últimos años congeladas. Sin embargo el gasto corriente ha sufrido un incremento, y el Interventor recomienda contener el gasto. Tendremos que realizar, entre todos, una reflexión profunda sobre cuáles gastos son indispensables y cuáles revisables, si queremos seguir manteniendo las tasas como están», señaló el portavoz de EH Bildu, Errasti.

Igualmente, EH Bildu apuntaba que «queremos ver el resultado del Plan Económico para reflexionar sobre qué hacer con las tasas de 2019. Pero nos preocupa este aspecto». Su posicionamiento estaba unido a la preocupación que se atisba «cuando desde Madrid nos impongan solamente un incremento del 1% en la masa salarial total, lo que influye tanto en la recuperación de la adquisición perdida del personal municipal y también, y muy preocupante, en la contratación de nuevo personal». Junto a ello, se unía que «aunque realmente las cuentas del Ayuntamiento objetivamente se encuentran saneadas, por legislación estatal y foral tendremos que realizar este tipo de medidas restrictivas. Porque aunque estas medidas puedan ser necesarias para Ayuntamientos que han despilfarrado dinero público, al final pagamos justos por pecadores», expresaban desde EH Bildu.

Finalmente, la edil de Irabazi, María Jesus Agirre, pidió que se adoptase una postura sobre lo gastos que se podrían revisar.

Temas

Eibar

Fotos

Vídeos