Aldatze quedará urbanizada con la instalación de su nuevo ascensor

La construcción del ascensor de Aldatze se verá acompañada de una mejora de la urbanización de la calle./
La construcción del ascensor de Aldatze se verá acompañada de una mejora de la urbanización de la calle.

Ambas obras serán licitadas dentro de un único proyecto que tendrá de presupuesto sobre el millón de euros

ALBERTO ECHALUCEEIBAR

El ascensor que se habilitará desde el edificio de Telefónica, en Julián Etxeberria, hasta Aldatze vendrá acompañado de una potente obra de urbanización de toda el área más próxima al colegio. En base a un proyecto que partió en mayo del 2016, a iniciativa del propio centro de Santa María de la Providencia Aldatze, se incluye la creación de una zona de coexistencia, de manera que se amplía la superficie peatonal en una zona que cuenta con aceras realmente estrechas. A su vez, se habilita un nuevo acceso al centro, mediante rampa de manera que garantiza la accesibilidad al centro educativo.

La propuesta recoge también la creación de una pequeña zona cubierta. En total está previsto actuar sobre 160 metros de carretera, justo desde los aledaños del centro hasta el centro de Itzio, una vía frecuentada por muchos estudiantes que se dirigen a los centros. «Contábamos con un proyecto que nos presentó el colegio de Aldatze en mayo del 2016, y como la obra del ascensor va a exigir anclar la estructura sobre la zona que nos pedían actuar, vamos a aprovechar el momento para llevar a cabo toda la mejora», explicó el presidente de la comisión de Obras Arcadio Benítez. De ahí que tanto el ascensor como la urbanización van a salir a licitación dentro de un paquete único. Inicialmente, el proyecto se plantea que cuente con un presupuesto cercano al millón de euros destinando 665.263,20 euros a la ejecución del ascensor y un mínimo de 300.000 euros más para la reurbanización de la zona (adoquinado, zona cubierta, etc.). Igualmente, se plantea destinar 55.000 euros a la eliminación de una central de Iberdrola que se sitúa justo también donde está previsto que llegue el ascensor.

Protagonismo de la petición

Por su parte, el grupo municipal Eibarko EAJ-PNV ha celebrado que el Ayuntamiento vaya a aprobar el proyecto de urbanización de Aldatze, «una cuestión que los jeltzales quisieron incluir en el presupuesto de 2017 y que los socialistas no incluyeron en el documento. Se mejorará la accesibilidad y la fisionomía de la calle para dar más seguridad al peatón».

Este extremo es negado por la presidente del área de Urbanismo, Ana Tellería, que apunta que «es un proyecto en el que llevamos tiempo trabajando conjuntamente los departamentos de Urbanismo y Obras en colaboración con el colegio de Aldatze. Además, el acuerdo comenzó a gestarse antes de la negociación de presupuestos y de que se presentara ninguna enmienda. Hemos ampliado el proyecto presentado por el colegio y se mejorará el entorno hasta Itzio, con el objetivo de que la actuación beneficie también al centro público».

La propuesta de reurbanización de la calle Aldatze se suma a la notable mejora que experimentará la zona una vez se ejecute el ascensor desde Julian Etxeberria, aprobado mayoritariamente por las personas residentes en Jardiñeta. El portavoz del grupo municipal, Josu Mendicute, no oculta su alegría por este proyecto. «La ejecución del ascensor es una gran noticia que desde hace años esperaban los vecinos de Jardiñeta, pero también las numerosas personas que a diario acuden a la Escuela de Idiomas, Instituto, Aldatze o Itzio. La fisionomía urbana del barrio apenas ha cambiado en las últimas décadas y necesita una actualización, una mejora ligada a la ejecución del ascensor tantas veces prometido», indica. Sin embargo, desde el PNV se afirma que «el proyecto y ejecución fue acordado el año pasado a instancias de nuestro grupo».

Asimismo, desde el PNV reclaman que el Ayuntamiento asuma el soterramiento de los cables de alta tensión, que pasan a pocos metros de viviendas y por encima del patio de dos centros educativos, uno de ellos público (Aldatze y Alfa). «Este tipo de cableado no suele tener cabida en la trama urbana, pero sí ocurre en una zona muy concurrida como es la calle Aldatze, donde los cables están pegados a las viviendas y a las escuelas de Alfa-Itzio y Aldatze. Creemos que el Ayuntamiento tiene una responsabilidad sobre esos cables y así lo venimos reclamando», afirma Mendicute. Desde el PSE, Benítez explicó que «hemos hablado con Iberdrola y van a eliminar ese cableado que surge justo desde donde tenemos previsto anclar la estructura del ascensor».

Desde la formación jeltzale instan al gobierno municipal a sacar a licitación las obras del ascensor de Jardiñeta este mismo mes. «Se afirmó que en el mes de julio saldría a licitación y el pliego técnico está listo, por lo que esperamos que este mismo mes puedan licitarse conjuntamente el ascensor de Telefónica y la reurbanización de la calle, de forma que se mejore este entorno que durante años ha estado condenado al olvido municipal».

Temas

Eibar

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos