La afluencia a la piscina va camino de establecer récords este verano

La piscina descubierta lleva registrada una importante afluencia de bañistas debido al fuerte calor. /MIKEL ASKASIBAR
La piscina descubierta lleva registrada una importante afluencia de bañistas debido al fuerte calor. / MIKEL ASKASIBAR

Entre junio y julio se llevan contabilizados cuatro mil bañistas más que el pasado año

ALBERTO ECHALUCE

La afluencia a la piscina descubierta de Ipurua va camino de conseguir récords este verano, en comparación con la que obtuvo el pasado año en junio y julio. El pasado mes de junio, la piscina contó con un total de 10.750 bañistas, frente a los 7.829 del pasado año. Hasta el pasado miércoles, la piscina registraba 14.088 bañistas, casi mil más, que los 13.121 del pasado año.

Las buenas temperaturas han hecho que la piscina sea un equipamiento muy frecuentado. Desde el Patronato Municipal de Deportes se confía en que el buen tiempo acompañe y la afluencia de visitantes a las piscinas descubiertas sea importante en agosto, pudiendo mantener así la línea ascendente, que el pasado año llegó hasta los 44.485 usuarios. No obstante, está claro que de seguirse estas cifras se podrán superar, una vez que se llevan registrados casi más de 4.000 bañistas más que el pasado año.

Las piscinas descubiertas de Ipurua son las instalaciones municipales con mayor afluencia de público. En 2013 se contabilizaron 41.010 asistencias durante la temporada veraniega, mientras que en el anterior ejercicio del 2012 la cifra se había elevado hasta los 44.302 usuarios. En 2014 la cifra fue ligeramente inferior y se llegó a las 37.980 personas, lo que aun así supone una media de 380 asistencias diarias en los cien días que permaneció abierta la instalación.

Nuevos vestuarios

La piscina descubierta, además, cuenta con nuevos vestuarios, una vez que se ha procedido a la reforma de los antiguos con el fin de mejorar la calidad del servicio que se ofrece a los usuarios. La inversión realizada por el Ayuntamiento ha ascendido a los 188.000 euros.

El objeto del proyecto ha sido la reforma de la planta baja del edificio para su mejora y modernización, posibilitando un mayor confort para los usuarios, al tiempo que se cumple con la normativa referida a este tipo de instalaciones y se facilita la accesibilidad. La superficie que se destina a vestuarios tiene 357 metros cuadrados y cuenta con una superficie útil de 289 metros cuadrados.

Bono de la temporada

Como segundo aspecto importante está que a partir de este verano la piscina cuenta con bonos de temporada, individuales y familiares. El pago de la cuota da derecho al uso de las piscinas, vestuarios y guardarropas. En este sentido, el pago del bono permite el acceso desde la apertura de la piscina, desde el día 10 de junio, en que se abrió, hasta su cierre el día 10 de septiembre.

Dentro de la actualización de las tasas e impuestos municipales, se introdujo en las ordenanzas fiscales, a petición de EAJ- PNV, un bono familiar de verano para la piscina descubierta, por tres meses, de 90 euros, mientras que el individual costaría 55 euros. El individual de menor de 18 años pasa a costar 35 euros; el familiar jubilado, 55 euros; el individual jubilado, 35 euros. El familiar en paro y perceptores de RGI, un total de 52 euros; el individual en paro y perceptores de RGI, 35 euros, mientras que el bono para universitarios y estudiantes de Formación Profesional asciende a 35 euros. Hasta el momento, el acceso a la piscina se realizaba mediante el abono anual familiar o individual, o mediante el pago de entradas, para aquéllos que no fueran socios.

Dado que muchas personas sólo utilizaban la piscina en la época estival se había solicitado este bono de temporada, con el que se podrá utilizar este equipamiento con su pago único en el tiempo que la infraestructura permanezca abierta. Así se evitará el pago de entradas diarias o el de tener el carné para todo el año.

Temas

Eibar

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos