La acera entre Paguey y Jardines será mejorada

Se han barajado hasta seis alternativas para dotar a la calle de mayor seguridad al tener doble sentido del tráfico

ALBERTO ECHALUCE

El barrio de Jardines contará con aceras accesibles desde la calle Paguey, según se informó en el Pleno municipal. Esta petición se había convertido en un clamor vecinal e incluso salió adelante fruto del acuerdo presupuestario entre los grupos municipales del PSE-EE y EAJ-PNV en 2016. No obstante, este proyecto seguía sin ser ejecutado. Para ello, la empresa de ingeniería Injelan elaboró diversas propuestas técnicas de mejora de la accesibilidad entre Paguey, Ibargain y Jardines, un punto crítico tanto para la circulación rodada como para la peatonal.

Inicialmente, el PNV presentó una enmienda al presupuesto municipal de 2016, después de haber mantenido una serie de visitas y reuniones con vecinos del barrio. A raíz de esos encuentros, se constató la existencia de una gran preocupación por el riesgo que corren en este punto las personas que utilizan sillas de ruedas o cochecitos de bebé.

También, en las reuniones de barrio, los vecinos de Jardines han mostrado sus quejas a los responsables municipales,por los problemas de accesibilidad. Dado que el acceso desde Paguey a Jardines es de doble sentido existía inquietud por la ausencia de aceras, con lo que la peligrosidad es notable. Igualmente, la elevada pendiente existente entre Aldatze y Jardines impide el acceso a las personas en sillas de ruedas. Por ello, la solución que se barajó, además de la puesta en marcha de un ascensor que se construirá desde el callejón de Telefónica a Aldatze, era también la mejora de las aceras. Ante esta situación, la puesta en marcha de un proyecto fue la condición principal «para llegar a un acuerdo en el presupuesto de 2016», explican desde la formación abertzale.

El resultado de la enmienda pactada por PNV y PSE fue un estudio que contemplaba seis diferentes alternativas con la construcción de aceras y rampas, que tenían diferentes afecciones a la zona. Sin embargo, la elección de la alternativa no fue abordada por la Comisión de Obras, aspecto que fue criticado en el Pleno del Ayuntamiento, «el gobierno municipal ha escogido una de las alternativas sin ponerlas todas encima de la mesa. A nosotros nos habría gustado que Irabazi y EH Bildu hubieran sido informados de todas las alternativas y que todos los grupos hubiéramos podido estudiarlas. Pero el gobierno municipal ha preferido pasar el rodillo y, una vez más sin ejercitar el principio de transparencia, optar por una de ellas y someterla a votación sin enseñar los planos a los grupos políticos, algo que dice mucho de su forma de gobernar».

Ascensor desde Aldatze

Otra de las mejoras importantes que va a experimentar en los accesos a Jardines está la construcción de un ascensor desde Julián Etxebarria a Aldatze que incluye la reurbanización en esta última calle. Desde el PNV se solicitó la apertura de la licitación del ascensor, cuya instalación estará unida a la reurbanización, motivo de la demora del inicio de las obras. «Creemos que Aldatze y Jardines tienen que salir del abandono al que se habían sometido, y para ello propusimos cuatro cosas concretas: ejecutar el ascensor desde Julian Etxeberria hasta Aldatze, reurbanizar la calle Aldatze, mejorar la accesibilidad desde Pagaegi y construir aparcamientos en el solar vacío junto a la variante. Las tres primeras están activadas y nuestro esfuerzo será evitar nuevos retrasos», comentan.

Otra de las peticiones abordadas en el Pleno es la mejora de la accesibilidad a Mekola. En este punto, los vecinos vienen solicitando nuevos accesos mecánicos, al tiempo que se pidió un badén, un espejo y sustituir el muro por una barandilla en el cruce entre las escaleras y el vial. Entre la serie de medidas de carácter urgente para mejorar la seguridad de los viandantes están también la mejora de las escaleras que ascienden desde Untzaga hasta Arratebide con el vial Ardantza-Legarre. A ello se le une que es un punto de visibilidad escasa. Tanto las personas que circulan andando como las conductoras son conocedoras del peligro de este punto, con lo que se piden actuaciones urgentes.

Así, desde la filas del PNV se pidió la sustitución del murete que separa las escaleras con el vial, por una barandilla que permita una mayor visibilidad. «De esta forma, quien se acerque en coche tendrá una mayor consciencia de que va a cruzar un punto de tránsito peatonal», explica el portavoz jeltzale, Josu Mendicute, que también ha solicitado que los departamentos competentes estudien otra serie de medidas, como la instalación de espejos, luces o badenes.

Esta propuesta fue realizada también en el marco de una modificación de crédito para estudiar el desarrollo urbanístico de la zona del chalet de Bildosola. «Hace años que se viene prometiendo ascensores y escaleras mecánicas. Los años pasan y la zona cada vez está más deteriorada, con un aspecto urbano de degradación absoluta y que se está convirtiendo en punto de botellón para una juventud a la que no se le están ofreciendo alternativas de ocio, con un Plan de Juventud caducado sin que se haya redactado uno nuevo», señalaron desde el PNV.

Temas

Eibar

Fotos

Vídeos