El Correo

El convenio ente Ayuntamiento y Vivienda será modificado por la sentencia de Txonta

La empresa Talleres Aibe fue la única que se acogió al convenio para trasladarse a Matxaria.
La empresa Talleres Aibe fue la única que se acogió al convenio para trasladarse a Matxaria. / MORQUECHO
  • Trataba de trasladar empresas de este barrio al polígono industrial de Matxaria. Ponía a disposición de las empresas pabellones en condiciones ventajosas para su uso

El acuerdo entre el Departamento de Vivienda, Obras Públicas y Transportes del Gobierno Vasco y el Ayuntamiento de Eibar, sucrito en el año 2012, volverá a ser negociado y modificado, tras declarar el Tribunal Superior de Justicia «inviable» el proyecto de construcción de 235 viviendas protegidas y 300 libres, en Txonta. Este convenio trata de facilitar el traslado de empresas de Txonta a Matsaria, con el objetivo principal de que puedan mantener su actividad y nivel de empleo, lo cual posibilitará la regeneración del barrio de Txonta.

Ahora, tras la sentencia dictada por el Tribunal Superior de Justicia del Gobierno Vasco sobre la «inviabilidad» del plan de construcción de 535 viviendas en Txonta, que dio la razón a la constructora Amenabar, el Ayuntamiento se ve obligado a modificar el convenio que firmó con Vivienda, en el que el propietario de los pabellones, la sociedad SPRI, aceptaba una serie de condiciones más ventajosas para facilitar el traslado de empresas. No obstante, el principal escollo estaba en la posición mantenida por el sector empresarial eibarrés que planteó al Ayuntamiento que el elevado precio de los pabellones con los que contaba Matxaria disuadía a trasladarse a este polígono. Junto a ello, los empresarios habían mostrado escaso interés por adquirirlos y preferían firmar acuerdos de alquiler. Talleres Aibe fue la única firma de Txonta que se acogió a las ventajas de este convenio y firmó un acuerdo para ubicarse en Matxaria.

Para ello, se establecieron unas pautas de acción con Sprilur para facilitar la reubicación de las empresas, dado que la situación de crisis imposibilitaba cerrar contratos de compra. Para hacer realidad este proceso, el Ayuntamiento y Sprilur modificaron el convenio de 10 de diciembre de 2012, firmado con el Gobierno Vasco, para suavizar las condiciones de acceso de las empresas.

Cesión de uso

En condiciones pactadas en dicho convenio se ponía a disposición municipal el uso de los pabellones destinados al realojo de las industrias radicadas en Txonta, o en su caso, y previa comunicación formal por parte del Consistorio, a la sociedad mercantil que éste indique.

Por otro lado, el Gobierno Vasco, mientras durase la cesión del uso de los pabellones, percibirá del ayuntamiento o del beneficario por éste designado, una renta mensual equivalente al 0,05 % del valor de tasación de los pabellones cedidos.

En esta dirección, el Ayuntamiento de Eibar, o el beneficiario por él designado, vendrían obligados a asumir los gastos ocasionados por los suministros necesarios para llevar a cabo la actividad que pudieran albergar, conservar adecuadamente los pabellones cedidos y a asegurar suficientemente los edificios frente a posibles contingencias. «Este convenio nos vemos obligados a modificarlo ahora por el nuevo escenario que se ha abierto en Txonta», señaló el alcalde, Miguel de los Toyos.

También el Ayuntamiento va a establecer los contactos necesarios con la sociedad Visesa, del Gobierno Vasco, para conseguir asesoramiento técnico durante las sucesivas fases de planeamiento de desarrollo y gestión urbanística, servicios entre los que se encuentran el mantenimiento de los oportunos contactos con las empresas a fin de evaluar sus necesidades y avanzar en la gestión de los realojos y toda la ronda de contactos.

Pese al imponderable de la sentencia, el Ayuntamiento estudia hacer realidad otro nuevo proyecto, en consenso, y gestionado dentro de la Mesa de Txonta.

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate