El Correo

Los proyectos para construir parkings en el Instituto y en Zuloagas, en el cajón

Se ha planteado la construcción de un aparcamiento en los bajos del Instituto.
Se ha planteado la construcción de un aparcamiento en los bajos del Instituto. / FÉLIX MORQUECHO
  • De los Toyos anuncia que hablarán con el Gobierno Vasco para retomar la idea de habilitar un aparcamiento en la zona de Jardines

La construcción de aparcamientos en el Instituto (en Jardines) y en Zuloagas padecen dificultades de materialización, pese a que, en las diferentes campañas electorales el PSE-EE incluyera en su programa su ejecución. De momento, ni siquiera han podido encargarse proyectos técnicos para su puesta en marcha, una vez que dependen de la aprobación de otras instituciones -el Gobierno Vasco y el Obispado, respectivamente-, en ambos casos.

Ambas actuaciones urbanísticas se inscribían dentro de los planes municipales, con el objetivo de habilitar más plazas de aparcamiento tanto en la vía pública como en parkings cerrados, y paliar así el importante déficit existente en la localidad, especialmente en Jardines y en la zona centro.

En principio, para el primer ámbito se buscaba aprovechar los terrenos de acceso al Instituto para habilitar un parking subterráneo, dado los problemas de estacionamiento que padece la zona, con mucha afluencia de estudiantes y vecinos. El alcalde, Miguel de los Toyos, apuntaba que «con el nuevo Gobierno Vasco queremos volver a plantear este proyecto al departamento de Educación, pero las mayores dudas las ha venido planteando el Instituto. Además, en este momento el tema presupuestario es un handicap muy importante para conseguir su desarrollo».

En el bajo de los dos parques

Por lo que respecta a Zuloagas, en el año 2010 el Ayuntamiento propuso encargar la realización de un estudio para ver las posibilidades de construir un aparcamiento subterráneo en las inmediaciones. Se trataría de ocupar los jardines que bordean la iglesia de San Andrés, para luego volver a reponerlos. La idea consistía en derruir las edificaciones situadas en la parte derecha de la calle, para habilitar plazas de estacionamiento en los bajos. Estos terrenos comprenden dos pequeños parques, uno ocupado por juegos infantiles y el otro donde se sitúa el monumento al pintor Ignacio Zuloaga.

La idea sería construir un edificio de aparcamientos para residentes, aunque el Ayuntamiento no adelantaba si los garajes estarían en venta o en concesión para una serie de años. La idea sobre la que sí se trabajaba era que se pudiera obtener mediante este proyecto un centenar de garajes. Tampoco se descartó la posibilidad de crear un «parking inteligente», es decir, utilizando modernos sistemas de acceso a las plazas de aparcamiento mediante ascensores interiores que desplazan los vehículos, evitando así los pasillos y rampas que ocupan mucho espacio y restando número de plazas de estacionamiento.

Este proyecto, sin embargo, también se topó con dificultades. Por un lado, estaba el tema de la titularidad de los terrenos. Si bien en un principio, el Consistorio afirmaba que los terrenos de Zuloagas eran de dominio público y desde siempre se ocupó en su mantenimiento y reforma, desde la parroquia de San Andrés afirmaban tener «constancia de que los terrenos son del Obispado y siempre nos ha sorprendido el interés del Ayuntamiento por construir un parking en este punto».

Además, el importante presupuesto que requeriría la ejecución de este proyecto también ha supuesto un impedimento para su desarrollo.

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate