El Correo

Ermua pedirá al Gobierno que permita a los consistorios reinvertir su superávit

El Ayuntamiento de Ermua cree que la Administración local es actualmente la más cumplidora.
El Ayuntamiento de Ermua cree que la Administración local es actualmente la más cumplidora. / a. lasuen
  • Esta decisión se adoptó en el último Pleno celebrado en la villa en el que se aprobó una moción de PSE y se desestimó otra de Irabazi

Ermua ha aprobado una propuesta para instar al Gobierno de España a permitir que las entidades locales puedan reinvertir su superávit en 2017, sin necesidad de generar nuevos ingresos por el mismo importe.

La corporación ermuarra decidió en el último Pleno celebrado en la villa aprobar la moción presentada por el PSE-EE que pretendía «conseguir una autorización legal para que esta reinversión surja de la prórroga de los Presupuestos Generales del Estado» y así poder utilizar el remanente municipal con mayor libertad.

Esta solicitud se debe a que el Decreto de Ley 2/2014 establece que además de haber registrado superávit presupuestario y remanente de tesorería, los ayuntamientos deben haber pagado antes la deuda con proveedores para cumplir con la ley de morosidad y destinar el sobrante a amortizar su deuda.

El grupo socialista entendía que «a lo largo de estos años esta situación ha traído consigo una paradoja: los ayuntamientos son la única administración en superávit, están saneados y cumplen sus objetivos, pero no pueden invertir ese ahorro».

La moción afirmaba que «en estos momentos la administración local se ha convertido en la más cumplidora con los objetivos marcados: la deuda local ha llegado ya a los objetivos, del 3%, fijados para el 2020, con cuatro años de adelanto. También cumple en gasto y paga en plazo a sus proveedores».

Es por ello que desde Ermua se intenta que la situación establecida hasta ahora se modifique. Asimismo, creen que es ineludible que el Gobierno atienda las demandas del conjunto de los ayuntamientos, tal y como ha planteado la Federación Española de Municipios. El alcalde Carlos Totorika defendió su propuesta concluyendo que «entendemos que procede abrir la puerta porque somos cumplidores».

Esta moción fue aprobada con los votos favorables de PSE, PNV y PP, en contra de Bildu e Irabazi y la abstención de Ermua Ahal da. El apoyo de PNV se basaba en que «estamos de acuerdo con todo lo que se proponga a favor de flexibilizar». El PP advirtió además que «Montoro había explicado que esta circunstancia se iba a modificar a lo largo de 2017».

Bildu justificó su voto en contra porque opinaba que se debía solicitar «la derogación de la ley en su conjunto, ya que atenta contra las organizaciones locales. No es momento de parcheos», argumentaba.

Moción de Irabazi

Además, en la misma sesión plenaria se desestimó una moción en torno a este tema presentada por Ermua Irabazi. Según su portavoz, Julen Domínguez, la propuesta de su grupo «además de solicitar la posibilidad de invertir el superávit» entiende que «es esencial que los ayuntamientos tengan más competencias para aumentar el margen de maniobra fiscal, que haya una colaboración entre ayuntamientos para actuar contra la política de recortes o que se exija al Gobierno Central que se negocien los objetivos de déficit con la Comisión Europea».

Totorika justificó su voto contrario a esta propuesta advirtiendo que «la moción de Irabazi tiene seis elementos que la convierten en incomprensible» y el PP calificó el contenido de la moción de «frívola y de un ejercicio demagógico». Bildu se abstuvo por opinar que algunos puntos propuestos por el grupo de la oposición «son potestad del Parlamento Europeo y no del ayuntamiento».

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate