El Correo

La mitad del alumnado del CIP de Ermua-Mallabia prosigue sus estudios

El alumnado participó en un taller de maquetas de coches de Formula 1.
El alumnado participó en un taller de maquetas de coches de Formula 1. / A. Lasuen
  • Los responsables del centro Mallabia-Ermua destacan el valor añadido del proyecto socioeducativo que se incluye desde hace quince añosí

El Instituto Municipal de Formación Profesional Básica, antiguo PCPI de Ermua-Mallabia cuenta con la financiación de 6.800 euros por curso y alumno, que permite desarrollar un proyecto socioeducativo, reconocido desde instancias educativas.

Responsables de este servicio, que desde el año pasado es de responsabilidad municipal, han presentado en Comisión Informativa los datos registrados en los últimos 15 años en este centro, ubicado en Mallabia y de gestión ermuarra.

El Gobierno Vasco, que el curso pasado cedió la gestión al Ayuntamiento de Ermua, financia a cada joven estudiante del centro con 5.107 euros por curso. El Ayuntamiento de Ermua aporta 1.475 euros para cada uno de los componentes de su alumnado y el Ayuntamiento de Mallabia invierte 260 euros por cada estudiante. Es decir «hay una apuesta municipal por la formación profesional básica, ya que se realiza una inversión en el futuro y en dar competencia profesional», explicaba la técnica responsable del centro, Nagore Domínguez. Desde el curso 2009-2010 se ha invertido una media de 445.000 euros al año en este centro.

El Instituto Municipal de F.P Básica cuenta desde hace 15 años con entre 29 (curso 2009-2010) y 26 (curso 2015-2016) alumnos y alumnas de Ermua. Se trata de una media de entre el 25% y el 30% de alumnado. El curso pasado el centro contó con 81 jóvenes que estudiaron en las especialidades de fabricación de elementos mecánicos, auxiliar de peluquería y electromecánica de vehículos.

Este centro de Formación Profesional Básica mantiene un compromiso con «la parte más débil de la juventud que queda fuera de un sistema educativo reglado y sin posibilidades de conseguir una titulación hasta los 18 años, cuando se puede volver a ella. De este modo, los jóvenes que acuden allí se reenganchan al sistema educativo», explicaban en la presentación. Ahora no es necesario realizar la prueba de acceso que se realizaba anteriormente y se ha pasado del 63% del alumnado que obtenía la titulación de la ESO hace 15 años al 71% de la actualidad.

En el último quincenio se mantiene también el índice de inserción escolar, es decir, el número de alumnado que vuelve a realizar diferentes estudios dependiendo de su elección. Suele rondar el 50% de inserción.

Los índices sí que han variado ostensiblemente con la crisis en el caso de la inserción laboral que conseguía el alumnado de este centro. En el curso 2009-2010 se conseguía un 54% de inserción laboral y en la actualidad es de un 23%.

Sus responsables coinciden en destacar el proyecto socioeducativo que se fomenta en el centro y que le distinguen del resto de formación profesional básica. Se trata de un proyecto que permite involucrarse en la educación de estos jóvenes al alumnado y a las familias al mismo tiempo.

Es un proyecto en el que se desarrollan alrededor de 100 actividades. En cada curso se realizan además 3 encuentros con las familias que son valorados muy positivamente por éstas.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate