Serena Williams presume de embarazo ante la cámara

La tenista, en la portada de ‘Vanity Fair’. / Anne Leibovitz

La mejor tenista de la historia será madre antes de que acabe el verano

ELCORREO

Puro ébano y embarazadísima. Así se presenta Serena Williams en la portada de la revista ‘Vanity Fair’ de agosto. La mejor tenista de la historia (39 Grand Slam, 23 en individuales) será madre antes de que acabe el verano. La mejor raqueta ha decidido mostrar al mundo su estado de la mano del mejor ‘click’ femenino detrás de un objetivo: Annie Leibovitz. La célebre fotógrafa la situó de perfil para destacar su prominente barriga de seis meses. Pudorosa, se tapa el pecho con una mano. Serena se suma así a la larga lista de famosas americanas (Demi Moore, Britney Spears, Christina Aguilera...) que presumieron de barriguita antes de ser madres. En el reportaje detalla su relación con el empresario Alexis Ohanian y cómo se enteró de su estado dos días antes del Abierto de Australia. Se llegó a hacer el test de embarazo seis veces antes de exclamar. «¡Oh, Dios mío, esto no puede ser, tengo que jugar un torneo!». Dos semanas después levantó la copa en Melbourne.

Su felicidad se ve ensombrecida por su polémica con John McEnroe, extenista que acumula tantas broncas como las que protagonizaba en la pista. En plena promoción de sus memorias (‘Ahora en serio, mi autobiografía’), McEnroe reconoció a Williams como la mejor, pero «sería la 700 del mundo si jugase contra hombres». Ella le ha respondido que la deje vivir tranquila su embarazo y asegura que volverá a las pistas en enero de 2018. «No creo que mi historia deportiva haya terminado todavía», dice a sus 35 años».

Fotos

Vídeos