Así ha quedado el coche de Marcelino García Toral: «Ha sido un susto importante», dice su hijo

Estado en el que quedó el vehículo en el que viajaba Marcelino, junto a su esposa y su madre./Bomberos de Logroño
Estado en el que quedó el vehículo en el que viajaba Marcelino, junto a su esposa y su madre. / Bomberos de Logroño

El técnico del Valencia sufrió en Nochebuena un accidente de tráfico al chocar con un jabalí cuando regresaba a Asturias para celebrar las fiestas navideñas

D. BUSTO / A. MAESE

Un jabalí en medio de la carretera provocó un accidente de tráfico que terminó con el entrenador asturiano Marcelino García Toral y dos de sus familiares en el hospital riojano de San Pedro, la pasada noche del sábado, cuando viajaban a Asturias para celebrar las fiestas navideñas. Por fortuna, tanto el técnico del Valencia como su esposa recibieron el alta médica y ya descansan en Gijón, donde se recuperan tanto del susto como de las diversas contusiones sufridas en el accidente. Sin embargo, la madre del entrenador, de 81 años, todavía se encuentra ingresada en Asturias el Hospital de Cabueñes, en observación, con varias costillas rotas y dificultad para respirar.

Sergio García, hijo del entrenador asturiano e integrante del cuerpo técnico del Valencia, señaló a través de las redes sociales que el accidente «ha sido un susto importante». El suceso se produjo sobre las 23.30 horas del sábado en el kilómetro 124 de la autopista en sentido Bilbao. El vehículo que conducía el actual entrenador del equipo valenciano, un BMW X6, colisionó con un jabalí en la AP-68 a la altura de Lardero (La Rioja), junto al área de descanso cercano al campo de golf. El coche dio varias vueltas de campana y tuvo que ser abierto por los bomberos, por la parte trasera, para excarcelar a la madre del técnico, que se encontraba atrapada dentro del vehículo.

En primera instancia, tanto la mujer -con un fuerte golpe en el esternón- como la madre de Marcelino fueron trasladadas al servicio de Urgencias del Hospital San Pedro de Logroño, donde pasaron la noche, para regresar a Gijón el domingo, en torno a las ocho de la tarde. En ese viaje de regreso, Marcelino acompañó a su madre en la ambulancia que la llevó hasta Cabueñes. El entorno más cercano a la familia aseguró que «todo ha quedado en un susto», en gran parte, «gracias a la buena seguridad del coche» en el que viajaban. Del mismo modo, Sergio García añadió en las redes sociales que todos sus familiares «están fuera de peligro» y recordó que piensan pasar «las fiestas en Gijón», al tiempo que agradeció «a todos el interés mostrado».

Al preparador asturiano ya se le vio pasear ayer por las calles de la ciudad con un collarín. Hoy se le realizarán las pruebas correspondientes a causa de unas molestias cervicales. Con todo, se espera que Marcelino García esté ya en las instalaciones de Paterna el próximo viernes, donde el Valencia retomará los entrenamientos.

Aunque el entrenador gijonés se mantuvo reservado y tan solo habló del accidente con sus más allegados, quiso enviar un mensaje de tranquilidad y agradecimiento a través de la página web del Valencia. El club 'ché' recogió sus declaraciones y publicó una nota en la que explicó que Marcelino «desea dar públicamente las gracias a los médicos y todo el personal del Hospital San Pedro de Logroño, por el trato y el cariño recibido por él y su familia durante su estancia».

En la nota publicada por el Valencia, también se extendió ese agradecimiento a la Guardia Civil de Tráfico, a los bomberos de Logroño y al Servicio de Ayuda en Carretera por «la rapidez y efectividad tras el accidente sufrido». Por último, y siempre en nombre del propio técnico, el Valencia añadió que «le gustaría mostrar su agradecimiento a todas las personas que se han interesado por su salud y la de su familia».

El presidente del conjunto valencianista, Anil Murthy, pudo hablar con el técnico en cuanto tuvo conocimiento del accidente y el asturiano le confirmó que, pese al susto, «está bien».

Numerosos accidentes

La aparición repentina de animales salvajes en la carretera que causan accidentes no es casual en La Rioja, región donde se produjo la colisión del vehículo conducido por Marcelino García. Las carreteras interurbanas de la comunidad riojana fueron escenario en los diez primeros meses del año de 308 accidentes de tráfico de diferente consideración en los que se vieron implicados 329 animales salvajes.

En los siniestros, según la Jefatura de Tráfico de La Rioja, no hubo que lamentar ninguna víctima mortal y en seis de los accidentes se registraron doce víctimas de diferente consideración. Las cifras suponen un aumento de la siniestralidad interurbana con respecto al 2016 del 10%, año que registró 280 accidentes de tráfico en los que se vieron implicados animales salvajes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos