Sí, 80 primaveras

Sí, 80 primaveras
AFP

Jane Fonda luce deslumbrante sus ocho décadas de una vida intensa en la que la actriz y la activista han ido de la mano

JAVIER GUILLENEA

Cuando se vio con 30 años pensó que ya era vieja y ahora que ha llegado a los 80 con una madurez deslumbrante opina lo contrario. Jane Fonda cumple hoy ocho décadas de una vida intensa que resume toda una generación. La actriz ha luchado contra la guerra de Vietnam, ha protestado contra oleoductos, se ha unido a marchas de mujeres, ha sido abanderada del feminismo y hasta ha vendido vídeos de aerobic. Fue un símbolo sexual que abrazó la defensa de todas las causas posibles y una máquina de hacer dinero con ejercicios de gimnasia y consejos de vida saludable. Ahora que ha vuelto a las pantallas hace gala de su edad como quien saluda a la primavera.

Jane comenzó los festejos el pasado sábado día 9 en Atlanta con una celebración que sirvió para recaudar fondos para una organización dedicada a la educación sexual y la prevención de embarazos adolescentes. En la fiesta, a la que asistieron amigos como Rosanna Arquette, James Taylor, Carole King o Ted Turner (uno de sus tres exmaridos), se subastó una visita al set de la serie de Netflix ‘Grace and Frankie’, que protagoniza junto con Lily Tomlin. A su edad, y pese a que a los 30 ya se creyó demasiado mayor para el mundo del cine, aún sigue actuando y acaba de estrenar la película ‘Nosotros en la noche’ junto a un Robert Redford que a sus 81 años soporta el paso del tiempo con algo más de esfuerzo y cirugía que su amiga.

La hija de Henry Fonda cumple hoy años en plena forma vital y cinematográfica

La hija de Henry Fonda ha confesado recientemente a la revista ‘The Edit’ que cuando tenía 12 años sufrió abusos sexuales y fue violada, aunque no ha querido decir el nombre de su agresor. En 2012 la actriz ya había revelado que su madre, Frances Ford Seymour, que se suicidó en 1950, también fue violada cuando tenía 8 años. Sus duras experiencias forjaron en ella un carácter rebelde que no ha dejado de acompañarle a lo largo de una vida en la que la actriz y la activista han viajado tomadas de la mano.

Una leyenda

Muchos aún no le han perdonado en Estados Unidos que en 1972 visitara Hanoi, donde posó junto a una batería antiaérea del Vietcong en protesta por la guerra de Vietnam. Fue allí donde se ganó el apodo de ‘Hanoi Jane’ y el apellido de traidora. Años más tarde se manifestó en contra de la guerra de Irak y este año ha participado en la Marcha de Mujeres contra el recién elegido presidente Donald Trump.

Sus enemigos son muchos y sus admiradores también. Como actriz, Jane ha logrado dos Oscar, uno por su papel como prostituta en ‘Klute’ y otro por su trabajo en la película ‘Coming Home’, y ha sido nominada en otras cinco ocasiones. Con sus interpretaciones en películas como ‘Barbarella’, ‘Danzad, danzad, malditos’. ‘Julia’, ‘El regreso’ o ‘El síndrome de China’, se ha ganado el mérito de ser considerada como una leyenda de Hollywood.

A sus 80 años y con la ayuda reconocida de algún retoque quirúrgico, Jane Fonda presume de edad sin ocultarla aunque admite que ya no puede «cargar tanto peso como antes». Durante el estreno de la película que han rodado juntos, a Robert Redford le preguntaron por la edad de ambos. «Nos da igual, tenemos 80 y no hay vuelta de hoja», respondió el actor.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos