Un nuevo príncipe en la corte de Isabel

Los orgullosos padres posan con su bebé a las puertas del hospital./AP
Los orgullosos padres posan con su bebé a las puertas del hospital. / AP

La duquesa de Cambridge dio a luz ayer a su tercer hijo y lo presentó horas después a los medios

I. CUESTA

Su Alteza Real la duquesa de Cambridge ha dado a luz a las 11.01 (hora británica) a un niño que ha pesado 3,800 kilogramos. El Duque de Cambridge ha estado presente en el parto. Su Alteza y el niño se encuentran en perfecto estado». Con este mensaje, Kensington Palace anunciaba ayer el nacimiento del tercer hijo de los duques de Cambridge. Un niño que, como comentaban alborozados miles de británicos tras recibir la noticia como si ellos mismos hubieran ampliado la familia, ha tenido el detalle de venir al mundo el día de San Jorge, patrono de Inglaterra.

El bebé nació pocas horas después de que sus padres acudieran al Hospital londinense de St Mary y a partir de ese momento se activó el protocolo. La primera en ser informada de la buena nueva fue la reina; después, el duque de Edimburgo, a continuación el príncipe Carlos, su esposa Camila y Enrique, tío de la criatura. Los últimos en enterarse, los abuelos maternos.

Informados los medios británicos y publicada la noticia en Twitter e Instagram, un anuncio en papel sobre un caballete dorado colocado a las puertas del palacio de Buckingham daba cuenta de lo ocurrido. Por si eso fuera poco, Tony Appleton, el pregonero más famoso de Londres, gritó: «¡El palacio de Buckingham se enorgullece al anunciar el nacimiento de un nuevo príncipe en este día de San Jorge de 2018! ¡Dios salve a la reina!». Todo esto mientras las Tropas del Rey disparaban 41 cañonazos en Hyde Park y la Compañía de Artillería otras 62 salvas desde la Torre de Londres en honor del nuevo miembro de la familia real.

El tercer hijo del príncipe Guillermo y Kate Middleton ocupa el quinto puesto en la línea de sucesión al trono del Reino Unido, por detrás de su abuelo, Carlos de Inglaterra; su padre, el duque de Cambridge; su hermano, el príncipe Jorge, y su hermana, la princesa Carlota, ya que, gracias a los cambios introducidos en 2013, los varones ya no tienen preferencia sobre las mujeres.

Apuestas sobre el nombre

Ahora que sabemos que es un niño (los duques de Cambridge nunca han querido conocer el sexo de sus bebés durante el embarazo), los británicos andan locos tratando de adivinar cuál será su nombre. De momento, las apuestas apuntan mayoritariamente a que será Arthur o Philip, como su bisabuelo, pero habrá que esperar hasta que Kensington Palace desvele el misterio. Ayer por la tarde, mientras sus súbditos celebraban el real acontecimiento, el príncipe Guillermo recogió a sus hijos y, cerca de las cinco, regresó con ellos al St. Mary's para que los niños conocieran a su hermanito. Poco después, el orgulloso padre posaba con su esposa y el bebé a las puertas del hospital. Vestida de rojo y sin dejar de sonreír, con una lozanía impropia de la experiencia vivida apenas unas horas antes, la duquesa de Cambridge mostró por primera vez a su nuevo retoño mientras su esposo bromeaba con la prensa asegurando que a partir de ahora estará «tres veces preocupado». Cuando le preguntaron por el nombre del bebé, contestó: «Tendrán que esperar unos días para conocerlo».

El nacimiento de este nuevo miembro marca el inicio de una primavera repleta de grandes acontecimientos para la familia real británica, que el 19 de mayo asistirá a la boda del príncipe Enrique con la actriz Meghan Markle.

Protocolo. Un anuncio en Buckingham Palace da cuenta del acontecimiento.
Protocolo. Un anuncio en Buckingham Palace da cuenta del acontecimiento. / AP

Temas

Londres

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos