Miley Cyrus dice otra vez lo que nadie quiere oír

Miley Cyrus. / Reuters

La cantante presume de serenidad y devuelve la pelota de la culpabilidad a nuestro tejado de una forma inteligentísima

Es una suerte haber pasado por el mundo de las actrices Disney y mantener la suficiente cordura para contarlo y, lo que es más importante, analizarlo. Miley Cyrus ha vivido rápido como pocas, y se ha convertido en uno de los escasos ejemplos de niña-estrella que logra ir haciendo su transición hacia la edad adulta sin demasiados duelos. Puede que sus locos años del twerking cayeran bajo la incomprensión de muchos, pero su función resulta hoy vital: sin ese borrón y cuenta nueva por la vía del shock erótico-festivo, ¿cómo librarse de la alargada sombra de Hannah Montana?

(Más información en Mujerhoy.com)

Fotos

Vídeos