Meghan Markle, compuesta y sin padrino

Thomas Markle, Megan Markle y el príncipe Enrique./
Thomas Markle, Megan Markle y el príncipe Enrique.

Su progenitor, Thomas Markle, ha anunciado a última hora que no acudirá a la boda de su hija

EL CORREO

A tres días de su enlace con el príncipe Enrique, Meghan Markle no tiene padrino que la lleve hasta el altar de la capilla de San Jorge del castillo de Windsor. Su progenitor, Thomas Markle, ha anunciado a última hora que no acudirá a la boda de su hija. Se declara muy avergonzado tras el escándalo desencadenado por la venta de unas fotografías y ha decidido ausentarse «para no herir» a su hija ni a la «familia real», según confesó al portal de noticias TMZ. Thomas, que hace seis días sufrió un ataque al corazón, había logrado reponerse e incluso obtener el permiso de los médicos para volar a Londres y estar presente en el casamiento del año. Pero, tras el eco social provocado por su afán mercantilista, ha cancelado todos sus planes. Harto de ser perseguido en el último año por numerosos paparazzis y pillado en situaciones embarazosas (desaliñado o comprando cerveza), el padre de la futura duquesa de Sussex accedió a que una agencia le hiciese unas fotos pactadas para 'limpiar' su imagen. La noticia se repetía en todos los medios británicos: «El padre de Meghan Markle pacta unas fotografías por 100.000 dólares». Unas horas después llegaba la confirmación de que no asistirá a la ceremonia. Ahora queda por saber quién llevará del brazo a la novia. Entre los nombres que se barajan está su propia madre, Doria Ragland, Carlos de Inglaterra y el príncipe William, hermano del novio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos