Una joven de 19 años, encarcelada por desatar el caos en un hotel de China al ofrecer sexo gratis

Una joven de 19 años, encarcelada por desatar el caos en un hotel de China al ofrecer sexo gratis

Casi 3.000 personas se desplazaron al hotel al ver un mensaje publicado por Miss Ye: «Que alguien venga a por mí… sexo gratis»

ELCORREO.COM

Miss Ye tiene 19 años y ofrece sexo gratis a todo aquel que visite su hotel de Sanya Haitang, una localidad al sur de China, concretamente ubicada en la isla de Hainan. Allí se presentó la Policía por un extraño caso de publicidad sexual a través de las redes sociales. «Que alguien venga a por mísexogratis», se podía leer en un mensaje lanzado al espacio de la popular 'app' Weibo. Algo así como el Twitter para el país de la Gran Muralla. El texto iba acompañado de cuatro cifras: 6316.

En tan solo unas horas casi 3.000 personas, estiman medios locales, se plantaron en la puerta del hotel. Todos ellos preguntaban al recepcionista por la chica de un anuncio que prometía una noche de sexo. Los dueños del hospedaje decidieron llamar a la Policía, pero cuando los agentes llegaron la mujer ya había desaparecido. Fue finalmente arrestada al día siguiente en el hotel del aeropuerto internacional Sanya Phoenix por realizar publicidad sexual explícita y por alterar el orden establecido del establecimiento,según 'The Daily Mail'. Miss Ye cumplirá 15 días en prisión y tendrá que pagar una multa de 500 yuanes, equivalente a 64 euros.

Las redes sociales dejaron pruebas del revuelo que causó la publicación de la joven. «¡Estoy en camino! ¡Habitación 6316! ¡Aquí estoy!». Varios vídeos y fotos fueron publicados, donde se podía apreciar que incluso había cola para entrar en la habitación de la joven. Y es que la pornografía en China está prohibida con penas de prisión para quien produzca, venda o difunda «contenidos obscenos».

Imagen del hotel donde se hospedaba Miss Ye.
Imagen del hotel donde se hospedaba Miss Ye.

La chica de 19 años pidió a los encargados del hotel que la escoltaran para salir del edificio y, según una declaración emitida por el hotel, coger un taxi. El establecimiento también afirma que Miss Ye admitió ante la Policía haber publicado de forma intencionada el mensaje, con el objetivo de atraer más seguidores a su blog. Horas más tarde del incidente, Weibo eliminó su cuenta de la red social. Miss Ye se arrepintió al ver las repercusiones de su mensaje. La joven comenzó a rogar a sus seguidores que no acudieran a su llamada, ya que todo se trataba de una simple broma. Una trastada que le ha costado pasar unos días entre rejas.

Temas

China, Sexo

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos