El hijo de Carmen Sevilla dice que «está estupenda»

La folclórica, de 86 años, lleva los últimos tres en una clínica para enfermos de alzheimer. «No ha empeorado, está como siempre»

PEDRO MUÑOZ

Cuando está a punto de cumplir 87 años (lo hará el próximo lunes), el estado de salud de Carmen Sevilla no es desde luego el mejor (padece alzhéimer desde hace años), pero no ha empeorado, tal y como publicaron ayer las webs de algunos medios, lo que obligó a su único hijo, José Augusto Algueró, de 53 años, a salir al paso para negar cualquier agravamiento («es todo mentira») y subrayar que su madre sigue «como siempre» e incluso añadir que «está estupenda». Olvidadiza, sí; desorientada, a veces y seguramente diferente a lo que era antes, pero en ningún caso la actriz y cantante se encuentra en «estado crítico», lo que desató todas las alarmas.

La folclórica sevillana vive desde hace tres años en una clínica madrileña, situada en Aravaca, especializada en esta enfermedad neuronal degenerativa. Fue en 2010 cuando la ‘novia de España’, como la apodaron en los años 50 y 60, los de su esplendor cinematográfico, se retiró para siempre de la vida pública. Tras abandonar la televisión, a donde volvió ya veterana para presentar el ‘Telecupón’ (Telecinco) y ‘Cine de Barrio’ (TVE) se refugió primero en su residencia madrileña de Pintor Rosales y, posteriormente, en la clínica de Aravaca, donde cuenta con atención personalizada (el coste no baja de los 2.800 euros mensuales).

Carmen Sevilla, cuyo verdadero nombre es María del Carmen García Galisteo, nació en Sevilla en 1930. Se casó en dos ocasiones, la primera (1961) con el compositor Augusto Algueró, con quien tuvo a su único hijo, y la segunda (1985) con el empresario cinematográfico Vicente Patuel, con quien se dedicó a la cría de ovejas (sus famosas ovejitas) en una finca en Badajoz, que vendió hace años por 8 millones de euros.

Fotos

Vídeos