Felices los dos, los tres y hasta los cuatro

Daddy Yankee y Luis Fonsi./
Daddy Yankee y Luis Fonsi.

Sin duetos, no hay éxito que valga. Las colaboraciones musicales son un invento antiguo, pero ahora son imprescindibles para estrellas como Rihanna, Coldplay, Beyoncé, el mismo Ed Sheeran y, claro, Maluma

Luis Gómez
LUIS GÓMEZ

Lograr un número 1 en solitario en las listas de éxito se está poniendo imposible. Desde hace años los grandes pelotazos comerciales son fruto de colaboraciones. Ya sean duetos, ‘ménage à trois ’ e incluso alianzas a cuatro bandas. Es lo que sucede con el último hit de Calvin Harris, el delicioso ‘Feels’, al que acompañan Pharrell Williams, Kate Perry y el rapero Big Sean. Casi nada. Todos, por separado, súper estrellas. Juntos firman una banda de cuidado.

Nada es como antes. Las grandes estrellas, las mismas que llenan estadios en sus giras, tampoco serían lo que son sin las colaboraciones. Si Coldplay llevaba de invitada a Beyoncé en el single 'Hymn for the weekend', la formación de Chris Martin no tuvo luego ningún reparo en adoptar un rol secundario y pasar a ser los acompañantes de los jovencísimos The Chainsmokers en el ‘Something just like this’. Hoy por ti, mañana por mí.

En este viaje la consigna parece clara: mejor acompañados que solos. ¿Instinto de supervivencia? ¿Matrimonios de conveniencia? Algo de ello hay, si no bastante. Basta un rápido vistazo a las listas de ventas para constatar que la unión hace la fuerza.

Morat con Juanes

¿Qué es lo que más se escucha en España? Al margen de ‘Perfect’, el bombazo del pelirrojo Ed Sheeran que suena en medio mundo, Zayn arrasa con ‘Dusk Till Dawn’, otro pelotazo interplanetario que canta con Sia, y Maroon 5 seduce con su ‘What lovers do’, a medias con SZA. Morat, la banda colombiana que tocó el cielo con ‘Cómo te atreves’, confía en repetir el mismo éxito con ‘Besos en guerra’ y con Juanes haciéndoles algo más que los coros. En ‘Perro fiel’, Shakira, acompañada de Nicky Jam, canturrea que en la calle prefiere a un príncipe, pero en la cama a un salvaje y peligroso. Las parejas en el universo del reggaeton son ‘calientes’ e indisolubles. Por la cuenta que les trae, si quieren seguir en todo lo alto.

Pero es que hasta Sheeran ha acabado sucumbiendo a la tentación. Se ha marcado junto a Beyoncé una versión del ‘Perfect’. No se ha roto la cabeza. En un gestillo algo arrogante, ha titulado el tema ‘El dúo perfecto’. Y sí. La jugada les ha salido perfecta. A las pocas horas del lanzamiento ya llevaban más de dos millones de visualizaciones en YouTube. El británico está loco. Quería que se convirtiese en el nuevo ‘Despacito’ y, aunque hablamos de palabras mayores, no ha podido empezar mejor.

¿Qué se impone fuera de nuestras fronteras? Casi lo mismo y también en formato dueto. En Reino Unido arrasa el ‘Silence’ de Marshmello y DJ Khaled; en Portugal, el ‘Rockstar’ de Post Malone y Savage; en Estados Unidos, el ‘Havana’ de la bella Camilla Cabello y Young Thug; y hasta en Omán suena ‘Mi gente’. En realidad, la globalidad es lo que triunfa porque casi todo el mundo se mueve a los mismos sones. Curioso lo de este súperventas. J. Balvin, que la interpretó inicialmente junto a Willy William, logró la pasada primavera que la cantara medio mundo. A la vuelta del verano, no contento, hizo una versión, pero incorporando a Beyoncé. Tres mejor que dos.

Extrañas parejas

¿Por qué el éxito de las colaboraciones? ¿Estamos ante una simple moda o esto va a más? ¿Viene para quedarse? La mexicana Yuri considera las colaboraciones casi una necesidad: «Los artistas que tenemos muchos años en este negocio tenemos que estar siempre haciendo cosas nuevas, ir renovándonos», afirma. Puede ser. Pero ¿y los jóvenes? Los productores sostienen que si bien han existido desde tiempos remotos, desde hace algo más de una década se han vuelto obligatorias. Es una fórmula de la industria para vender más discos. Si los dúos son una herramienta eficaz para seguir haciendo caja, muchas veces esta fórmula impulsa extrañas parejas, casi impensables. Reparen, por ejemplo, en Álvaro Soler y Jennifer Lopez, Rita Ora y Chris Brown o el dueto que en 2001 –parece casi el pleistoceno– se marcaron Sir Elton John y Eminem. Algunas veces estas combinaciones se emplean para impulsar carreras alicaídas. Una segunda oportunidad.

Pero nada del pasado tiene que ver con la tendencia actual. Rihanna y el rapero Drake apabullaron el año pasado con ‘Work’, aparte de para levantar rumores sobre una posible relación sentimental entre ambos con un vídeo que protagonizaron en un ambiente caldeado por el tabaco, el alcohol y el twerking. Rihanna ha vuelto a armar el taco con DJ Khaled y Bryson Tiller y su llenapistas ‘Wild Thoughts’. Justin Bieber es uno de los amos de las discotecas con su ‘Friends’ y su dueto con Bloodpop. No se queda a la zaga la explosiva y recauchutada Nicki Minaj. Se pone en plan ‘red bull’ y lo mismo da alas a Kate Perry en el pegadizo ‘Swish swish’ que a Joe Jonas, líder de DNCE, en ‘Kissing Strangers’.

Katy Perry y Nicki Minaj.
Katy Perry y Nicki Minaj.

O piensen en las canciones estivales de los últimos años. Los pelotazos no fueron un grito único, sino cócteles. En ‘La gozadera (la de ‘Miami me lo confirmó...’) Gente de Zona se alió con Marc Anthony. Carlos Vives y Shakira pedalearon juntos en el estío de 2016 ‘La Bicicleta’, mientras Enrique Iglesias y Wisin reinaron en verbenas y chiringuitos con ‘Duele el corazón’. Por no hablar del ‘Despacito’, de Luis Fonsi con Daddy Yankee. Canción del pasado verano, pero también de la primavera, sigue vigente este otoño. Justin Bieber intervino en una versión destinada a enganchar al público estadounidense. El mismo Luis Fonsi aspira a repetir rápido el éxito de ‘Despacito’ con ‘Échame a mí la culpa’. Por supuesto, con otro dueto, esta vez de la mano de Demi Lovato. Porque así pueden ser felices los dos, los tres y hasta los cuatro, como canta Maluma. El polémico cantante colombiano la rompió con ‘Felices los 4’. Todo el mundo quiere trabajar con él, pese a la fama de machista que le persigue. Veremos si Flo Rida la rompe con ‘Hola’. Pero tener a su lado a Maluma es, hoy por hoy, una de las mejores garantías porque a solas todo es más complicado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos