Expresidentes unidos por una buena causa

Los cinco exinquilinos de la Casa Blanca, sobre el escenario del auditorio de la ciudad universitaria de College Station (Texas)./Reuters
Los cinco exinquilinos de la Casa Blanca, sobre el escenario del auditorio de la ciudad universitaria de College Station (Texas). / Reuters

Obama, Bush, Clinton, George W. Bush y Carter recaudan fondos para las víctimas de los huracanes. Ya llevan 26 millones de euros

IRMA CUESTA

Teniendo sentados en la primera fila a nada menos que cinco expresidentes (todos los que están vivos), Lee Greenwood tuvo claro que no había mejor manera de iniciar el concierto que entonando 'Proud To Be an American' (Orgulloso de ser estadounidense). El sábado, en Texas, el mítico cantante country fue el encargado de abrir una velada que tenía como objetivo recaudar fondos para las víctimas de los huracanes que han azotado el país en las últimas semanas y que, además de centenares de muertos, han dejado a miles de ciudadanos en la calle. Un concierto organizado por quienes alguna vez han llevado las riendas del país de las oportunidades y en el que Donald Trump participó con un vídeo en el que celebró la «maravillosa» y «vital» ayuda de sus antecesores.

Barack Obama, George Bush, Bill Clinton, George W. Bush y Jimmy Carter, que en un momento del concierto subieron al escenario para entonar el himno, cerraron filas hace varias semanas por la causa. De momento, según han informado desde la oficina de Bush padre, ya han logrado recaudar 31 millones de dólares (algo más de 26 millones de euros) gracias a las aportaciones realizadas por 80.000 personas. «Como expresidentes queremos ayudar a nuestros compatriotas estadounidenses a comenzar a recuperarse», dijo Obama en un vídeo proyectado al inicio del concierto, mientras Bush hijo aseguraba que, en Texas, «hay mucho más amor que agua».

Los cinco expresidentes unieron fuerzas a comienzos de septiembre. La campaña, bautizada 'One America Appeal', comenzó con un anuncio durante el primer encuentro de la liga de fútbol americano. Una no tan rara muestra de unión en la controvertida política estadounidense. Bill Clinton se asoció con el hombre al que derrotó en las presidenciales de 1992, George Bush, para recaudar fondos después de que el huracán Katrina azotara la costa del Golfo en 2005. Y Barack Obama pidió a Clinton y George W. Bush que lideraran una campaña para ayudar Haití tras el terremoto de 2010. En aquella ocasión, los excomandantes en jefe consiguieron 56 millones de euros.

Fotos

Vídeos