Estroncio

Una de las estampas familiares compartidas por la Casa Real con motivo del 50 cumpleaños del Rey Felipe VI./EFE
Una de las estampas familiares compartidas por la Casa Real con motivo del 50 cumpleaños del Rey Felipe VI. / EFE
Arantza Furundarena
ARANTZA FURUNDARENA

Creo que nadie, ni siquiera Angelina Jolie y Brad Pitt en sus buenos tiempos de familia unida y feliz, habrían sido capaces de transmitir naturalidad y soltura si las cámaras se hubieran introducido en la intimidad de su hogar. Y eso que ellos se ganan muy bien la vida como actores. Con más razón, en el vídeo difundido por la Casa Real con motivo de los 50 años redondos que ayer cumplió el Rey hay tanta espontaneidad como en un posado de Naty Abascal para '¡Hola!'... En su loable intento por no sobreactuar, los miembros de la Familia Real se han ido un poco al otro extremo. Es evidente que nadie espera a los ruidosos Alcántara, ni que compitan para una nominación a los Goya... Pero el resultado peca de estático y poco expresivo.

El vídeo recoge momentos de la grabación del discurso de Navidad de don Felipe, una mañana en la que los Reyes llevan a sus hijas al colegio y un fragmento de una cena familiar. Y a cada instante se percibe el corsé invisible e inevitable que impone la presencia de las cámaras; el sentirse filmado. Los Reyes están preparadísimos para saber comportarse en público. Pero nadie les ha instruido sobre cómo deben comportarse en privado cuando los observan millones de pares de ojos. Si al común de los mortales nos cambia radicalmente la expresión y se nos congela la sonrisa en cuanto nos apuntan con un objetivo, aquí podría decirse que a don Felipe y doña Letizia en este vídeo les pasa igual: salen con cara de foto.

Y luego llegan los 'memes'... La verdad es que si lo que se pretendía transmitir es que la Familia Real es una familia española más, deberían haberles reunido en torno a unas castizas lentejas o una sopa de fideos, porque ese caldo marrón con indescifrables tropiezos (¿setas?, ¿el famoso hongo chino reishi lleno de propiedades terapéuticas?) será sanísimo y muy nutritivo pero no sirve para hacer país. Menos aún que en la mesa brille por su ausencia el pan y no haya ni una copita de vino... La grabación también muestra a Leonor repitiendo de memoria la tabla periódica de los elementos y sus valencias (que está Valencia como para que le den más vueltas). A doña Letizia le hace gracia el estroncio. Por raro, por inusual... Justo lo que define a ese vídeo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos