El diván de Halloween

Setenteras Amal Clooney y Cindy Crawford, con su marido. Bruce Willis y su ‘gemela’./
Setenteras Amal Clooney y Cindy Crawford, con su marido. Bruce Willis y su ‘gemela’.

El alcalde de Nueva York, de Superman; Samuel L. Jackson, de purpurado; Bruce Willis, de niña... La fiesta de Todos los Santos da más miedo que nunca

Icíar Ochoa de Olano
ICÍAR OCHOA DE OLANO

La festividad de Todos los Santos pierde telarañas y gana en superpoderes y lentejuelas. Al menos, en el mundo sobrenatural de los políticos de altos vuelos y de las ‘celebrities’. Halloween, la tétrica víspera de las calabazas, los ‘zombies’ y las calaveras con la que se anticipa el día de los muertos en el mundo occidental (por contagio epidémico del anglosajón), cada vez da menos miedo. O más. Según se mire. Bill Blasio, el azote de Trump desde la Alcaldía de Nueva York, se ve imbatible en su cruzada antirepublicana. Así al menos lo da a entender con su simpático disfraz de un Clark Kent demócrata y descamisado para mostrar en su pechera su verdadera identidad, la de Superman. Si le falla su soplido hipohuracanado, ahí está su esposa, Chirlane McCray, toda una Wonder Woman.

El ‘superalcalde’ de Nueva York y su ‘wonder’ esposa. Las Kardashian, de Michael Jackson y Madonna.
El ‘superalcalde’ de Nueva York y su ‘wonder’ esposa. Las Kardashian, de Michael Jackson y Madonna.

A Samuel L. Jackson le ha dado por expiar pecados -tal vez los primeros, los suyos- y ha sacado a pasear al cardenal purpurado que llevaba dentro. La ventolera de Bruce Willis parece otra. Con una peluca de tirabuzones, a juego de su barba canosa, y un vestidito de canesú azul, la jungla de cristal nunca pareció más frágil. Para más inri, iba con su ‘gemela’.

Entretanto, Amal Clooney y Cindy Crawford optaban por dejarse ver divinas de los setenta; Paris Hilton y su nuevo novio se convertían, según descripción propia, en «la princesa Jasmine y su sexy gladiador»; y Kim y Kourtney Kardashian evocaban a Madonna y Michael Jackson en la gala de los Oscar de 1991. Dentro de nuestras fronteras, el baloncestista Rudy Fernández y su esposa, la modelo Helen Hindes, se iban de cena caracterizados de samurai y de Uma Thurman en ‘Kill Bill’. Dime de qué te disfrazas...

Fotos

Vídeos