El corazón le da un susto a Mohamed VI

El rey de Marruecos, rodeado de sus hijos y hermanos, en la habitación de la clínica de París, donde ha sido intervenido de una arritmia./R.C.
El rey de Marruecos, rodeado de sus hijos y hermanos, en la habitación de la clínica de París, donde ha sido intervenido de una arritmia. / R.C.

El rey de Marruecos, intervenido en París tras sufrir una grave arritmia, se recupera de la operación rodeado de su familia

P. MUÑOZ

Encamado en el hospital, ligeramente adormilado pero con las gafas puestas, su mano bien agarrada a la de su hijo mayor y rodeado de su familia. No muchos jefes de Estado (y menos aún si se trata de reyes) se dejarían fotografiar como lo ha hecho Mohamed VI, lo que, tratándose de una monarquía que no se distingue por su transparencia, ha constituido toda una sorpresa. Ha sido la propia agencia oficial de noticias marroquí, Map, la que ha difundido la noticia de la operación de corazón a la que se ha sometido el monarca alauí en un hospital de París. La intervención quirúrgica se desarrolló el pasado lunes en la clínica Ambroise Paré de Neuilly-sur-Seine, al oeste de la capital francesa, para tratar la arritmia cardíaca que sufría el rey.

Según el comunicado del equipo médico (media docena de especialistas participaron en la operación), los doctores le practicaron «una ablación de la arritmia por radiofrecuencia», que finalizó con éxito. La intervención se produjo después de que el pasado 20 de enero, Mohamed VI tuviera «una alteración en su ritmo cardíaco». Apenas dos semanas antes, Marruecos había suspendido, sin explicar los motivos, la visita oficial de Estado de los Reyes de España, programada para el 9 de enero. El parte médico señala que el rey, que sigue hospitalizado, deberá pasar unos días de reposo antes de retomar sus actividades «sin restricción alguna».

A unos 60 kilómetros de París, Mohamed VI posee un palacio familiar (el de Betz, que su padre compró en 1972), a donde podría trasladarse para descansar antes de volver a la agenda oficial. La Casa Real de Marruecos ha colgado en su web la fotografía del monarca en el centro hospitalario rodeado de parte de su familia: su hermano, el príncipe Mulay Rachid; sus hermanas, las princesas Lalla Meryem, Lalla Asma y Lalla Hasna; y sus hijos, Mulay Hassan, de 14 años -que le sostiene la mano- y Lalla Khadija, que ayer cumplió 11 años. Su esposa, la princesa Lalla Salma, no aparece en la instantánea, quizá porque es ella la autora. Es la segunda vez en seis meses que el rey pasa por el quirófano. El pasado 17 de septiembre fue operado, también en París, de un «tumor benigno» en su ojo izquierdo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos