Colin Farrell se desintoxica

Colin Farrel./
Colin Farrel.

El actor teme sufrir una recaída en sus adicciones

EL CORREO

Colin Farrell ha ingresado voluntariamente en un centro de desintoxicación de Arizona por temor a sufrir una recaída en sus adicciones. El actor irlandés, que hace tres años se sometió a otro tratamiento por encontrarse «fuera de control», se siente agotado tras rodar el pasado año tres películas. Por la clínica Meadow, cuyo precio ronda los 36.000 dólares al mes, también han pasado celebridades como Kate Moss, Selena Gómez o Kevin Spacey.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos