La casa de Picasso despierta poco interés

La vivienda ha sido vendida por 20,2 millones. / AFP

Ha sido adjudicada por un financiero neozelandés que había ofrecido en junio 20,2 millones de euros

EL CORREO

La última morada de Picasso, ubicada en la Costa Azul francesa, ha sido adjudicada a un precio que podría calificarse de saldo a un financiero neozelandés que había ofrecido en junio 20,2 millones de euros, después de que no apareciera un mejor comprador en una subasta celebrada ayer. La ausencia de interesados por la mansión, con bellas vistas sobre la bahía de Cannes, ha decepcionado a su anterior dueño, un ciudadano holandés con dificultades financieras que la había comprado en 2007 por 12 millones de euros, y a sus acreedores. «Hubo visitas, gente que había prometido venir a la subasta, pero no se presentó nadie, pese a que es una casa que vale como mínimo 30 millones de euros», deploró ayer el abogado del banco acreedor del exdueño de la propiedad.

El futuro de la operación aún no está claro. El comprador, un financiero al frente de una empresa de inversiones inmobiliarias, tiene un plazo de dos meses para hallar los fondos necesarios para pagar la mansión.

Fotos

Vídeos