Los nuevos sabores de la música

El vibrafonista Joel Ross, sentado al piano. /
El vibrafonista Joel Ross, sentado al piano.

La sección Jazz del Siglo XXI despliega en el Teatro Principal un cartel de interesantes propuestas

Natxo Artundo
NATXO ARTUNDO

Como mandan los cánones - y las cifras de recaudación, necesarias para que el festival siga vivo- los grandes nombres, los reclamos más efectivos para el público, se sitúan en los carteles de Mendizorroza. Pero es en el Teatro Principal donde la sección bautizada premonitoriamente en su día como Jazz del Siglo XXI mantiene el más intenso pulso de innovación y de vanguardia. Y la receta es más bien sencilla: artistas emergentes, músicos consagrados como escuderos que exhiben sus propios proyectos y una propina especial, única e irrepetible. Es la ‘Konexioa’, donde un jazzista vasco se une en escena a un colega estadounidense para dar lugar a una sesión para gourmets.

Y el plato especial de esta temporada no es otro que un músico alavés tan sólido como Hasier Oleaga -RS Factor, The Hot Wok, Sant Pau 44 Quartet, Miguel Salvador Project, Iñaki Salvador Trío, entre otros-, que al frente de su trío se pone en contacto con otro batería -y vibrafonista- tan poderoso como Jorge Rossy. El catalán, formado en Estados Unidos y miembro tanto del trío del pianista Brad Mehldau como de la banda de Joshua Redman -integrado en el quinteto del vibrafonista, a su vez- es el invitado de lujo para esta ocasión única de disfrutar de una reunión que puede sacar chispas este martes.

Entradas a 15 euros

Como cada concierto en el teatro de la calle San Prudencio, la entrada es sólo de 15 euros y por 50 se puede adquirir el abono para toda la semana. Entre este factor económico, lo céntrico del recinto y lo apetecible de la oferta, es difícil que el Jazz del Siglo XXI no sume nuevos adeptos cada año. Siempre, a las seis de la tarde.

A esta hora arrancará el miércoles la sección propiamente dicha. Y empezará con una propuesta que remite a un formato que tal vez sea el más versátil y diverso en el jazz. El trío está capitaneado en este caso por el pianista cubano Harold López Nussa, e incluye a Julio González al contrabajo y a su hermano Ruy López Nussa, batería y percusión. El músico viene avalado por un excelente álbum de debut, ‘El Viaje’, trufado de tradición jazzística, de elementos del rico acervo sonoro cubano y apuntes clásicos.

No cabe duda de que el trompeta Raynald Colom y sus compañeros de cuarteto -Marco Mezquida, piano Horacio Fumero, contrabajo y Marc Miralta, batería- son conocidos para el aficionado. En este caso, escoltan a un prometedor vibrafonista, Joel Ross, que sigue con su formación y ya ha tocado con personajes de la tala de Herbie Hancock, Louis Hayes, Christian McBride, Gerald Clayton o Stefon Harris, su mentor en la actualidad. Este es el menú del jueves.

Viernes

Para el viernes, llega al frente de su cuarteto la contrabajista Linda Oh -Ben Wendel, saxo tenor; Matthew Stevens, guitarra y Justin Brown, batería- que actualmente se ocupa de las frecuencias bajas del grupo de cuatro músicos liderado por Pat Metheny. Ella tiene un amplio recorrido -Steve Wilson, Vijay Iyer, Dave Douglas, Kenny Barron, Geri Allen o Terri Lyne Carrington- y ya ha visitado Mendizorroza con Joe Lovano.

La última jornada va a dejar a los aficionados con ganas de más. El trompetista Theo Croker mostrará su moderna versatilidad junto a Femi Temowo, guitarra; Jonathan Idiagbonya, piano; Rick James, bajo y Dexter Hercules, batería. Heredero de una estirpe tan noble en el jazz como la de Doc Cheatham, su carrera cuenta con el respaldo de la gran Dee Dee Bridgewater.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos