El Correo

Estrenos y despedidas en un Festival de Jazz mayúsculo

Trombone Shorty, que repite este año, en una actuación anterior en Vitoria.
Trombone Shorty, que repite este año, en una actuación anterior en Vitoria. / JAVIER MINGUEZA
  • Arranca el certamen de Vitoria con la tradicional noche de gospel, pero promete grandes encuentros, vocalistas de lujo y un tributo a Louis Armstrong

La 38 edición del Festival de Jazz de Vitoria arranca este lunes con una programación que incluye el estreno mundial del disco de Chano Domínguez y Niño Josele, homenajes a Paco de Lucía y Louis Armstrong y la despedida de la legendaria Orquesta Buena Vista Social Club. A las ocho y media de la tarde del lunes el grupo vocal Take 6, que acumula diez premios Grammy, celebrará su 25 aniversario en la noche de gospel que tradicionalmente abre el festival.

Desde el martes hasta el sábado 19, se ofrecerán cinco sesiones dobles en la sede principal de Mendizorroza, que cerrará este año con Chucho Valdés y la Orquesta Buena Vista Social Club. Será una velada especialmente emotiva porque la orquesta dice adiós a los escenarios con una gira que arrancará oficialmente en otoño, pero que este festival ha querido anticipar como un regalo a su público. Chucho y sus Afro Cuban Messengers interpretarán su último disco, "Border Free", un trabajo aclamado por los especialistas y repleto de referencias personales para el pianista cubano.

Como "música clásica del siglo XXI" define Fernando Trueba el disco que ha producido de Chano Domínguez y Niño Josele y cuyo estreno mundial se producirá la noche del martes por expreso deseo del cineasta, que quiso que fuera en Vitoria donde el piano de Chano y la guitarra de Josele interpreten su particular fusión de jazz y flamenco. Los dos músicos tendrán un momento para recordar al fallecido Paco de Lucía, como no podía ser de otra manera teniendo en cuenta su estrecha relación con el gran guitarrista algecireño.

Una noche que completará una estrella emergente del jazz , el joven director de orquesta y compositor canadiense Darcy James con su Argue's Secret Society, una "big band" que está poniendo patas arriba todos los tópicos sobre este formato para interpretar el jazz.

Tres vocalistas: Noa, Poveda y Anka

Tres extraordinarios vocalistas subirán también al escenario de Mendizorroza este año. La israelí Noa, 20 años después de su actuación en Vitoria en los conciertos del apartado dedicado al Jazz del Siglo XXI, y el cantaor Miguel Poveda protagonizarán la noche del miércoles.

El viernes Paul Anka cantará, acompañado también por una Big Band, su disco "Rock Swings", una reinterpretación en clave de jazz de éxitos de la música popular, desde Bon Jovi a Nirvana. La velada se completará con el cuarteto de Richard Bona al bajo, Stefano Di Battista al saxo tenor, Eric Legnini al piano y Manu Katché a la batería, una formación que expresa extraordinariamente el jazz de este principio de siglo.

La programación de Mendizorroza para el jueves contará con Trombone Shorty & Orleans Avenue y con Dr. John, que homenajeará a Louis Armstrong en una noche con sabor a Nueva Orleans, en la que los dos músicos se juntarán en el escenario.

La joya del siglo XXI

Todo esto sucederá durante una intensa semana musical que se completa con los conciertos del Jazz del Siglo XXI, la joya que este festival inventó hace casi tres décadas y que, año tras año, propone artistas emergentes al público del Teatro Principal. Muchos de ellos estarán, sin duda, dentro de unos años en la programación principal de este certamen y de otros muchos eventos en todo el mundo.

El camino inverso es el que ha recorrido Cécile Mclorin Salvant, que debutó en España con Jacky Terrasson el año pasado en Mendizorroza y enamoró al público con su voz. El festival ha querido premiar su éxito con la actuación del sábado 19 en el Teatro Principal. El esfuerzo que ha hecho el Festival de Vitoria por recuperar el programa doble perdido en las dos últimas ediciones será sin duda agradecido por un público que sigue de cerca, año tras año, sus propuestas.