Desperezándose en el BBK Live a la espera de The Killers

Los fans se han guardado de acudir a primeras horas de la tarde a Kobetamendi a la espera del plato fuerte del festival y con un cielo que anuncia lluvia

Un joven hace la señal de la victoria en el BBK Live. / BORJA AGUDO
EIDER BURGOS

El tirón de The Killers ha acabado con casi todas las entradas para el viernes… pero no ha llamado a la gente a acudir a Kobetas antes de tiempo. Arrancaba la segunda jornada del Bilbao BBK Live con un público escaso, más que ayer a las mismas horas. Puede que porque el seguidor veterano de Depeche Mode esté más predispuesto a pasarse la tarde de conciertos, aunque desconocidos; puede que porque la oferta para la tarde de la jornada inaugural fuese más atractiva. El cielo gris y el tiempo cambiante tampoco invitaban a jugársela a pasar las horas al raso.

The Amazons eran los encargados de desperezar a un público todavía tímido y escaso, que parecía arrastrar aún la resaca de Depeche Mode y la euforia de Justice. El pelirrojo al frente del conjunto británico, Matt Thomson, destacaba cabeceando con su melena al viento en medio de un ambiente cada vez más gris y unas nubes que han ido convirtiendo un día veraniego en una tarde peligrosamente otoñal que fácilmente desembocará en lluvia por la noche.

Izaro, al mismo tiempo, contaba aliviada a sus fans -también poquitos a esta hora del día- el milagro que le ha permitido cantar en Kobetamendi: «Llevaba tres días afónica y anoche estaba en la cama asustada pensando: ‘¡Mi primera vez actuando en el BBK Live y no tengo voz!». No ha tenido problema en entonar la de Mallabia en inglés, euskera y castellano, entre el pop, el folk, el baile y lo más íntimo, con esa voz tan dulce que recuerda a la de Russian Red y una gente que la ha animado con cariño.

«Español muy malo»

Han sido 'Explosions In The Sky' ('Explosiones en el cielo', se han presentado ellos en un «español muy malo», se han disculpado) quienes han conseguido congregar a un mayor número de gente. Eso a pesar de que su rock instrumental no ha sonado todo lo bien que debiera (menos en la lejanía) al arranque del concierto. Sorprendente la cantidad de festivaleros que se han reunido para disfrutar del contundente sonido de los de Texas, sin una sola voz. Un concierto que, al estilo de otros de similar corte como los abrumadores Mogwai, no resulta nada sencillo para el aficionado común, y que sin embargo ha resultado el más multitudinario de la tarde.

Parece que se han quedado los americanos con todos el público, a la vista de la sesión de Jessy Lanza, sola ante la mesa de mezclas y el micro en la carpa Starman (que parece evidenciar aún más la escasez de público al estar cerrado) y los catalanes Anímic (a pesar de no sonar nada mal, justo a la entrada del recinto). El Basoa, al contrario, se mostraba nutrido de festivaleros a media tarde: en las mesas de merendero, en las barras y la pista de baile, en un ambiente tranquilo, como de chill out, al ritmo de los sonidos orgánicos de Nicola Cruz.

Se estarán guardando los festivaleros para el plato fuerte no de la noche, sino de todo el festival: The Killers, codiciada por los asistentes y la organización durante años, y que al fin se dejará caer por Kobetamendi, de forma exclusiva en España. Los de Las Vegas están a puntito de lanzar nuevo disco, 'Wonderful, Wonderful', del que ya han presentado su primer single 'The Man'. Puede que para premiar la larga espera, Brandon Flowers y compañía premien a los fans con nuevo material. A partir de las 22.45 horas en el escenario Bilbao se sabrá si hay sorpresa.

Fotos

Vídeos