Haré las cosas con absoluta humildad"Haré las cosas con absoluta humildad"Iñaki Azkuna
ELECCIONES 22-M

«No podemos seguir gobernados por los ricos»

JOSÉ MARI REVIRIEGO | BILBAO.
Apoya a los 'indignados' y defiende que la ONU recupere su «prestigio» para volver a la «justicia social» frente al G-7
/especiales/elecciones/vizcaya/2011/archivos/201105/mayor-670xXx80.jpg
Mayor Zaragoza dirigió la Unesco entre 1987 y 1999./Vicens Giménez

El exdirector general de la Unesco Federico Mayor Zaragoza es uno de los librepensadores que ofrecen cobertura intelectual al movimiento ciudadano que agita las calles al grito de 'indígnate'. «Ahora que podemos expresarnos pacíficamente, no seamos sólo espectadores», reclama Mayor Zaragoza, participante del libro 'Reacciona'. Este manifiesto coral, que cuenta con las aportaciones del humanista José Luis Sampedro, anima a «actuar frente a la crisis económica, política y social». La publicación está considerada la versión española de '¡Indignaos!', el «alegato contra la indiferencia» de Stéphane Hessel que ha dado nombre a las protestas cívicas que toman más de 60 plazas en el conjunto de España. Mayor Zaragoza, presidente hoy de la Fundación para una Cultura de Paz, repasa las claves del descontento social y de los cambios que se demandan.

- ¿De dónde procede ese hartazgo que se percibe en las acampadas de 'Democracia real ya'?

- Algunos veníamos estimulando este movimientos en busca de una democracia genuina, auténtica. Una democracia que no sólo nos tenga en cuenta en elecciones. Ahora que podemos expresarnos pacíficamente, que es el secreto, no seamos sólo espectadores. No podemos seguir guardando silencio ante situaciones intolerables. No ha habido la menor regulación de los flujos financieros. Las agencias de calificación se basan en la especulación. Nuestra dependencia del petróleo es excesiva. No hay debate sobre la energía nuclear ni los transgénicos. Por codicia, medio mundo manda su producción a China. ¡Esto no puede ser!

- ¿Y cómo se puede encauzar ese descontento en un momento en el que hay dudas sobre la mejor forma de expresarlo en las urnas?

- Que nadie diga que estamos favoreciendo una postura radical. No se trata de favorecer la abstención. Lo que la gente está diciendo es 'ojo, que ya estamos cansados'. Esto no quiere decir que vayamos en contra de las elecciones. Hay que ir a votar.

- ¿Hay salida a la crisis económica sin necesidad de adoptar como dicen medidas neoliberales?

- El mercado ha fracasado. No podemos seguir gobernados por los ricos, por los plutócratas del G-7, del G-8, del G-20. ¡Pero dónde estamos! Hay que volver a la justicia social. Hay que restablecer el prestigio de la ONU. Que sea la que tome la iniciativa. ¿Qué es esto de que la OTAN actúe en Libia?

- ¿Por qué aflora ese malestar ahora en las calles?

- Se venía venir. Empezó en Irán; siguió por China, Túnez, Egipto, Libia, Yemen, Siria... Y saltó a Europa. En Italia, con la manifestación de las mujeres contra de Berlusconi; los estudiantes en el Reino Unido; el rechazo de Islandia al rescate de sus bancos... Esta marea no se va a parar. Lo que hay que hacer es aceptarlo. La ministra Chacón dijo algo con lo que estoy de acuerdo: 'hay que escuchar, entender y atender'. Para esto, el ciberespacio será un gran aliado.

Participación democrática

- ¿Los cinco millones de parados en España han actuado de detonante de las protestas?

- No diría tanto porque tenemos economía sumergida. El origen podría estar en las agencias de calificación que intentan hundir países, en este caso, al grupo denominando PIGS (acrónimo de Portugal, Italia, Grecia y España que en inglés también significa cerdos). Pero la actual situación económica y social de España se ha fomentado desde hace años. Me refiero a cuando el presidente del Gobierno se congratulaba de que España era el país que más vivienda hacía de todo el ámbito de la UE (en alusión al Ejecutivo de Aznar). Eso provocó un 'efecto llamada' que atrajo a más de 800.000 inmigrantes que el Gobierno siguiente (Zapatero) tuvo que regularizar.

- ¿Qué futuro aguarda a este movimiento tras las elecciones?

- Quizá dé como resultado la creación de algún partido, pero creo que no. Se abrirá un nuevo espacio formado por personas con distintos enfoques políticos que acabarán robusteciendo la democracia. Los demócratas de verdad se van a sentir atraídos por la capacidad de participación democrática.

- ¿Entiende las críticas a la clase política, tercera preocupación de los ciudadanos?

- Mire, soy independiente. Se ha producido la necesidad imperiosa de adaptarse a unas exigencias del mercado que son absolutamente intolerables. Ha habido errores del Gobierno, pero la insolidaridad demostrada por el principal partido de la oposición es difícilmente justificable. De todos modos, confío en la enorme capacidad de España para saber mirar unida.

- Es curioso que a la vanguardia se sitúen pensadores que podrían ser los abuelos de los jóvenes que están en las calles -Hessel y Sampedro tienen 93 años-

- Dígalo usted, somos unos viejos (sonríe al otro lado del teléfono Federico Mayor Zaragoza, que tiene 77 años). El problema surgió cuando los neoliberales Reagan y Thatcher arrinconaron a la ONU y la sustituyeron por los G-7. Pero estoy convencido de que el siglo XXI será por fin el siglo de la gente. Dejaremos de ser súbditos para convertirnos en ciudadanos que participan. Está en nuestras manos como pueblo.

Encuestas electorales 2011

¿Sabías que?

La frase del día

Vocento
rss
Elecciones 2007