El Correo

Urkullu apuesta por la «estabilidad» como condición para el «crecimiento» de Euskadi

vídeo

Iñigo Urkullu. en las instalaciones de la empresa Bombardier en Trapagaran. / tTELEPRESS

  • El acuerdo para formar Gobierno será «lo más plural e integrador posible», precisa Josu Erkoreka

El lehendakari, Iñigo Urkullu, no ha querido desvelar las líneas maestras de la estrategia de pactos que debatirá esta tarde con la Ejecutiva de su partido de cara a consolidar una mayoría que le permita gobernar con comodidad. En una visita que ha realizado esta mañana a la empresa Bombardier, ubicada en Trapagaran (Bizkaia), dedicada a la fabricación de tecnología ferroviaria, Urkullu ha reafirmado «la apuesta de Euskadi por la estabilidad», que es «condición necesaria para la confianza, la inversión y el crecimiento».

El candidato vencedor en las elecciones ha felicitado a la sociedad vasca por los 29 escaños que la logrado la formación jeltzale. «Hoy, otra vez al trabajo. Volvemos a la rutina», ha añadido. De hecho, el lehendakari ha iniciado su jornada a las seis de la mañana ya que, antes de acudir a la localidad minera, ha acudido a su despacho en Lehendakaritza. «Todavía tengo muchos mensajes por responder», ha confesado. Y ha añadido que, tras conocerse su victoria en las urnas ya recibió algunas llamadas de dirigentes políticos, aunque no ha precisado de quién.

Preguntado por si llamará al resto de formaciones, el candidato vencedor en los comicios ha remitido a la reunión que celebrará esta tarde con el EBB, sin desvelar preferencias para hipotéticos acuerdos. «Hablaré con mi partido», ha zanjado.

fotogalería

La celebración se extendió por los aledaños de la sede jeltzale. / Ignacio Pérez

Tras reunirse con directivos de Bombardier y antes de visitar las instalaciones, el lehendakari en funciones ha querido «resaltar tres ideas que podemos catalogar como pensamiento compartido tras las elecciones vascas de ayer: estabilidad, industria y empleo». «Nuestro modelo es la colaboración institucional y la concertación público-privado», ha destacado, para garantizar que el Gobierno vasco que se conforme seguirá «apoyando a la industria en los ámbitos de la tecnología, la innovación y la internacionalización».

Algo más explícito ha sido el cabeza de lista del PNV por Bizkaia y portavoz del Gobierno vasco en funciones, Josu Erkoreka, que ha asegurado que su partido buscará un acuerdo que sea «lo más plural e integrador posible». Erkoreka ha recordado que con 29 parlamentarios el PNV tiene un «campo de juego notable» y puede llegar a la mayoría absoluta (38 escaños) con «cualquiera» de los otros cuatro partidos del Parlamento.

El portavoz del Ejecutivo saliente ha detallado que los miembros del Euzkadi Buru Batzar (EBB) y el lehendakari en funciones, Iñigo Urkullu, decidirán esta tarde la estrategia de conversaciones y contactos con el resto de partidos y la fórmula para dotar de estabilidad al Gobierno vasco, ya sea con un ejecutivo de coalición, un pacto de legislatura o un acuerdo de menor rango.

Preguntado sobre la oferta de EH Bildu para un acuerdo entre nacionalistas, Erkoreka ha recordado que «el planteamiento del PNV y del lehendakari ha sido siempre pactista, favorable a la integración de la heterogeneidad de identidades y de sentimientos que existen en Euskadi». Para su partido, la «convivencia» es un «valor supremo» que no van a «subordinar a ninguna otra consideración». «Sobre esas bases plantearemos las estrategias de negociaciones con los demás», aseguró.

«No hay acuerdos obligados»

El parlamentario electo ha valorado los acuerdos de estabilidad con el PSE-EE de la pasada legislatura y los gobiernos de coalición que mantienen en diputaciones y ayuntamientos, pero ha apuntado que no se trata de «un acuerdo obligado ni del único posible» y que los socialistas también tienen esa postura. No obstante, ha reconocido que «se tendrá en cuenta la buena experiencia a nivel municipal y foral y los buenos resultados del acuerdo de estabilidad» en el Parlamento y el Gobierno vasco.

Respecto al Partido Popular, Erkoreka cree que el resultado de ayer «pone de manifiesto que no es necesario para formar gobierno en Euskadi» y «por si alguien ponía en duda» los anuncios hechos por Andoni Ortuzar o Aitor Esteban, el PNV mantiene su rechazo a la investidura de Mariano Rajoy. «Nuestra posición seguirá siendo contraria y negativa y no va a cambiar porque descansa en una experiencia francamente negativa de la última legislatura del Gobierno de Rajoy, que ha desatendido todos los requerimientos y hecho una política recentralizadora. El acuerdo con ellos para Rajoy es absolutamente imposible», reiteró.

Por último, consideró a Podemos un «actor con el que hay que contar» y hablarán con la formación morada «con la misma lealtad y honestidad que con el resto de formaciones políticas» para que hagan sus «aportaciones en materia social y nacional».