El Correo

Podemos no gana en ningún municipio de Euskadi

  • Pierde la mayoría en las 60 localidades en las que se impuso hace tres meses en las elecciones generales

Hace solo tres meses, Podemos se convirtió en la fuerza más votada de Euskadi. Ganó las elecciones generales en el País Vasco con 333.730 votos -47.000 más que el PNV- que le sirvieron para imponerse en 60 localidades vascas, sobre todo en Bizkaia y Álava. La formación morada interpretó aquella contundente victoria como un anticipo de lo que podía ocurrir en las elecciones al Parlamento vasco del 26-S, como un adelanto del triunfo -o del magnífico resultado- que esperaba cosechar también cuando los vascos acudiesen a votar en clave autonómica. Nada más lejos de la realidad.

Podemos, en apenas tres meses, no se ha dejado solo la mitad de sus votos. Ha pasado de 333.730 a 156.671 sufragios y se ha quedado como tercera fuerza parlamentaria, por detrás de PNV y EH Bildu. También ha perdido la mayoría en los 60 municipios en los que surgió como el partido más votado en los comicios generales. En estos municipios ha sido desbancado por EH Bildu y, sobre todo, por el PNV. De hecho, la formación que encabeza en Euskadi Nagua Alba no se ha impuesto en ninguna localidad de la comunidad autónoma. Desplome. De 60 a 0. Una vez más salta a la vista que los ciudadanos vascos votan en clave muy distinta en las elecciones vascas o españolas.

PP y, sobre todo el PSE, también han sufrido un importante retroceso en sus principales feudos. En todo caso, la formación que lidera Alfonso Alonso ha conseguido imponerse en las localidades alavesas de Baños de Ebro -donde superó por un solo voto al PNV-, de Laguardia y de Arminón. Sin embargo, la formación popular no ha conseguido revalidar la victoria en otras localidades en las que consiguió imponerse hace sólo tres meses, como Berantevilla, Elciego, Labastida, Ribera Baja, Yécora y Zambrana.

Peor le fue a los socialistas, que sólo han conseguido revalidar la victoria en la localidad guipuzcoana de Lasarte, donde además se dejó más de 1.000 votos respecto a 2012.