El Correo

El PNV gana con holgura por delante de EH Bildu, según los sondeos

Iñigo Urkullu se dirige a su colegio electoral.
Iñigo Urkullu se dirige a su colegio electoral. / EL CORREO
  • Las encuestas difundidas al cierre de los colegios otorgan el tercer puesto a Elkarrekin Podemos, mientras que el PSE y el PP continúan su paulatino descenso de peso político en la Cámara vasca

El PNV ha vuelto a imponerse con 27 escaños, según las primeras encuestas difundidas tras el cierre de los colegios electorales y que indican que mantiene la misma representación en Cámara vasca que la conseguida hace cuatro años. La segunda fuerza sería EH Bildu, según la encuesta de EiTB -realizada hace tres días, ya que no han realizado un sondeo a pie de urna- , con una horquilla de entre 16 y 18 resultados (perdería entre 3 y 5 representantes), mientras que Podemos le sigue de cerca, con entre 13 y 15 parlamentarios. El PSE obtendría entre 8 y 10 escaños (consiguió 16 en 2012) mientras que la urnas otorgan al PP entre 7 y 8 escaños (tenía 10). Los primeros sondeos no aclaran la situación de Ciudadanos, en su primera incursión en las elecciones vasca, ya que podría conseguir un parlamentario o no tener representación.

Pactos

Este avance provisional de los resultados, que se ajusta a las cifras de las encuestas y a la tendencia de las últimas elecciones, anuncia un Parlamento vasco fragmentado, en el que los pactos serán una obligación matemática. El PNV, como fuerza más votada, tendrá que encabezar los trabajos para que su candidato sea elegido lehendakari. Los resultados, en este sentido, consolidan la política tranquila de Iñigo Urkullu, que vuelve a mostrar su capacidad para garantizar la victoria jeltzale en las urnas.

Bildu, que había visto amenazada su segunda posición en la Cámara vasca, ve como los sondeos le dan un respiro y no sufre el desgaste que le vaticinaban las elecciones generales. Bildu, en sus primeras declaraciones, se felicitó por los resultados.

La irrupción de Podemos en la Cámara vasca supone además un ajuste con respecto a los resultados obtenidos en las elecciones generales, en las que llegó a sobrepasar al PNV tanto en votos como en representantes en el Congreso. Su fuerza, no obstante, se consolida en Euskadi al convertirse en uno de los ejes de izquierda en la Cámara vasca.

Las cifras obtenidas por el PSE y el PP reflejan también el paulatino hundimiento del constitucionalismo en Euskadi, que se refleja en los resultados obtenidos este domingo. Además, evidencia el alejamiento de sus votantes históricos, sin duda, por el desgaste que ambas formaciones están sufriendo a consecuencia de su incapacidad para formar Gobierno en Madrid

.