El Correo

Urkullu, el único profeta en su tierra

Iñigo Urkullu al votar en Durango.
Iñigo Urkullu al votar en Durango. / reuters
  • El dispar apoyo electoral a los candidatos a lehendakari en los municipios en los que residen: Durango, Bilbao, Vitoria, San Sebastián y Zarautz

Salvo para Iñigo Urkullu, los resultados cosechados este 25-S no han deparado grandes alegrías para los candidatos a lehendakari en sus municipios de residencia. Los aspirantes de Elkarrekin Podemos, PSE, PP, EH Bildu y Ciudadanos se han visto superados con creces por un PNV incontestable. Los jeltzales han arrasado en Durango, la localidad en la que vive el máximo responsable del Gobierno vasco, donde con 6.049 votos casi ha doblado a la coalición abertzale, su más inmediata rival. En total, se ha hecho con el 42,49% de las papeletas frente al 37,65% conseguido en Bizkaia.

Podemos, relegado a tercera fuerza en el municipio de Pili Zabala

En Zarautz, el municipio donde reside Pili Zabala, Elkarrekin Podemos ha tenido que conformarse con ser tercera fuerza política. Pese a que la formación morada se situó en las generales del 26-J en segundo puesto, el PNV ha vuelto a revalidar el dominio que ya ostentó en las elecciones autonómicas de 2012, seguido de EH Bildu. Los jeltzales han recabado un total de 4.888 votos, lo que representa el 42,02% de las papeletas. Por su parte, la coalición abertzale ha cosechado 3.520.

A una amplia distancia de los dos partidos más respaldados se ha situado Elkarrekin Podemos en el feudo donde ha hecho campaña su candidata a lehendakari. En total, la formación morada ha reunido 1.479 votos, el 12,71% del censo de 17.863 electores. Asimismo, en cuarta y quinta posición, se han colocado el PSE y PP, con 871 y 632 papeletas, respectivamente.

El resultado en Zarautz supone un golpe para las aspiraciones de Elkarrekin Podemos ya que en las pasadas elecciones generales del 26-J se situó a solo 691 votos de diferencia del PNV. Además, se apuntaba a la posibilidad de que la coalición pudiera salir reforzada en el municipio donde vive de Zabala, que en realidad es nacida en Tolosa.

Mendia, apeada al cuarto puesto en su bastión de Bilbao

La candidata a lehendakari del PSE, Idoia Mendia, no solo ha visto imposible el reto de superar a un inalcanzable PNV en su Bilbao natal. La dirigente socialista ha visto cómo su formación ha quedado este domingo relegada al cuarto puesto. Le han superado Elkarrekin Podemos y EH Bildu. Sin contar el gran resultado logrado por los jeltzales, que con 69.331 votos ha triplicado con creces los apoyos recabados por el segundo más respaldado.

Con 23.500 papeletas, unas 45.830 menos que el PNV, Elkarrekin Podemos ha ocupado el segundo lugar que en las autonómicas de 2012 ostentaba el PSE. Seguido, con 22.530 apoyos, ha quedado este domingo el PP, y a continuación EH Bildu con 21.343. El PSE de Mendia, por el contrario, solo ha logrado reunir 20.344 votos, 14.500 menos de los que logró hace cuatro años.

Urkullu saca músculo en su feudo de Durango

El PNV, comandado por Iñigo Urkullu en su municipio de residencia de Durango, ha logrado el 25-S un triunfo absoluto. No en vano, ha recabado el 42,49% de las papeletas frente al 37,65% conseguido de media en toda Bizkaia. El partido jeltzale no solo ha repetido como primera fuerza, algo ya esperado, sino que ha mejorado también el resultado que obtuvo en los comicios de 2012. Han obtenido 6.049 votos, lo que supone el 42,49% de los 22.196 censados en la localidad. En las anteriores autonómicas cosecharon 5.820 votos, 229 papeletas menos que este domingo.

Urkullu, que es desde esta noche lehendakari en funciones, ha logrado que el PNV amplíe sus distancias respecto a EH Bildu, que se mantiene como segundo partido pero ha pasado de 4.195 a 3.614 sufragios. Por su parte, la irrupción de Elkarrekin Podemos en las autonómicas ha desbancado al PSE de la tercera posición que tenía desde 2012.

La formación morada ha logrado 1.824 votos. Preceden a los socialistas con 1.221 y al PP con 1.045. No obstante, en las generales del 26-J, la fuerza que lidera Pablo Iglesias se quedó a tan solo 564 votos de igualar en el primer puesto a los jeltzales.

Alonso sigue de cerca al PNV en Vitoria

El candidato a lehendakari del PP, Alfonso Alonso, ha quedado este domingo en segundo puesto respecto al PNV en su municipio de Vitoria. Los jeltzales han vuelto a consagrarse en el primer lugar, con 27.681 votos. No obstante, el líder de los populares ha recuperado posiciones respecto a las elecciones autonómicas de 2012. En total, han cosechado 23.335 y se convierten en segunda fuerza, puesto que ocupaba el PSE, que pasa del segundo al quinto lugar, adelantado también por Elkarrekin Podemos y EH Bildu.

Alonso ha logrado contener el empuje de la coalición abertzale en la capital guipuzcoana, donde ha hecho campaña Miren Larrion, la número uno en las listas de EH Bildu por Álava y sobre todo ha plantado cara a Elkarrekin Podemos. La formación morada, de hecho, fue la que más votos obtuvo en las elecciones generales del 26-J. Ahora, sin embargo, baja dos posiciones al cosechar 18.899 papeletas. A muy corta distancia se sitúa EH Bildu con 17.287.

El modesto debut de Ciudadanos en San Sebastián

El debut de Ciudadanos en unas elecciones autonómicas en Euskadi ha sido muy discreto. En San Sebastián, el municipio donde se postulaba como lehendakari Nicolás de Miguel, han tenido que contentarse con ser los sextos. Al igual que en los comicios de 2012, el PNV ha vuelto a ostentar el liderazgo al obtener 30.697 votos. EH Bildu y Elkarrekin Podemos, por su parte, han sido segunda y tercera fuerza, con 17.967 y 13.694 votos, respectivamente.

EL PSE, que hace cuatro años seguía los pasos a los jeltzales, es ahora el cuarto partido en la capital guipuzcoana. Ha recabado 12.621 papeletas, mientras que el PP ha obtenido 11.634. Con una gran diferencia de respaldos respecto a las principales formaciones se sitúa Ciudadanos, que tan sólo ha cosechado 2.395 apoyos, lo que equivale al 2,63%.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate