El Correo

Pili Zabala: «Es un resultado histórico y estamos orgullosos»

vídeo

Pili Zabala, tras conocerse los resultados. / Jan Echevarría | Ander Pikowsky

  • «Con Podemos en la Cámara vasca se darán avances en democracia, participación y políticas sociales pero hay seguir trabajando para conseguir una Euskadi en la que nadie esté excluido y haya derecho a decidir», ha insistido

Nervios, y después, decepción mezclada con alegría y con aplausos en Podemos Euskadi, donde los resultados electorales dejan un sabor agridulce y algunos militantes decepcionados, aunque el partido morado sostiene que no hay nada que reprocharse y presume de un resultado histórico, jamás logrado por una formación que concurre por primera vez a las elecciones autonómicas. El partido de los círculos entra en el Parlamento vasco con once escaños, superando al PSOE y al PP, aunque sin lograr el 'sorpasso' a EH Bildu, y mucho menos a los jeltzales. La principal fuerza en votos y escaños en Euskadi en las últimas elecciones generales de junio, cuando cosechó 333.730 sufragios en los tres territorios y por primera vez hizo sombra al PNV en este país gracias a las papeletas arrebatadas a electorado tradicionalmente socialista, de la izquierda abertzale y también abstencionista, ha visto como primero las encuestas, y después los votantes, la han relegado a la tercera posición en un Parlamento vasco en el que entrará por primera vez con 156.586 votos en los tres territorios.

  • Amplio triunfo del PNV en Euskadi

  • Elkarrekin Podemos se queda lejos de EH Bildu

«Hoy se consolida nuestro espacio político, es un muy buen resultado y estamos orgullosos», ha dicho la candidata Pili Zabala, que ha felicitado a Iñigo Urkullu y al PNV por la victoria cosechada, «porque son los verdaderos ganadores». Según Zabala, gracias a Podemos «la sociedad ha cambiado su forma de votar respecto a hace 4 años y también los temas que se abordan en la política vasca. Nuestro resultado es histórico, nunca nadie había irrumpido con 11 escaños en el Parlamento vasco a la primera, es muy buen resultado y quiero dar las gracias a todos los apoderados y personas que han participado en conseguirlo y por supuesto, a quien nos ha votado». Zabala ha explicado que pese al resultado, «no nos conformamos» y «seguiremos trabajando porque vamos a dejarnos la piel para demostrar que allí donde vamos las cosas van mejor y se hacen mejores políticas sociales porque nos dejamos la piel para que así sea. No vamos a celebrar estos resultados porque queremos una Euskadi mejor y vamos a tener que trabajar más y más duro». Zabala ha añadido que «el reto es el mismo que si hubiera habido otro resultado, conformar una nueva mayoría social, un nuevo tablero político y sociedad más próspera, menos desigual, más inclusiva y más sostenible». «Con Podemos en la cámara vasca se darán avances en democracia, participación y políticas sociales pero hay seguir trabajando para conseguir una Euskadi en la que nadie esté excluido y haya derecho a decidir», ha insistido.

Después, ha manifestado que «hoy es un día importante para pensar en lo que la gente nos reclama y en las nuevas políticas para estar a su altura, para abordar una salida a la crisis economica. Habrá mayorías de progreso en el Parlamento vasco. Hoy empieza todo, adelante. Y siempre con la gente», ha dicho durante un discurso que ha pronunciado primero en euskera, y después en castellano.

Las expectativas de la entidad eran elevadas por los excepcionales resultados de la formación en las dos anteriores convocatorias. No obstante, un portavoz de la formación realizó una lectura en clave comparativa con las forales de 2015, las únicas de ámbito vasco que se han celebrado hasta la fecha con Podemos en el tablero electoral, cuando obtuvo 148.626 sufragios sin confuir entonces con IU ni con Equo, como en la actualidad.

La dirección vasca de Podemos quiere hacer visible que la tercera plaza, aunque «más alejada de la segunda de lo que nos gustaría, es una muy buena posición. Ganar al PP y al PSE es positivo». Achaca los resultados a la desmovilización ciudadana, a un clima «político que es un desastre», que ha desmotivado a los electorales y «nos ha penalizado» y que ni la campaña, ni la candidata, han influido en las urnas, porque en este contexto político y hubieran obtenido los mismos resultados con otro candidato. Desde la organización se atribuye la holgada victoria del PNV a su estructura de voto y a las características de su electorado, de más edad, más «leal» e impermeable a la coyuntura política estatal y a una campaña acertada frente al electorado «fundamentalmente joven y urbano de Podemos, que se desmoviliza». «Es nuestra primera irrupción en el Parlamento vasco y no tenemos nada que reprocharnos», respondió a la prensa este portavoz en una comparecencia off the record, poco antes de conocerse los datos definitivos. Otro de los aspectos que destacó es la «homogeneidad en los tres territorios, vamos avanzando y no hay ninguna provincia donde hayamos fallado».