El Correo

Un biberón entre papeleta y papeleta

Óscar Sastre junto a su hija en una mesa electoral de la ikastola Intxitxu, en el barrio bilbaíno de San Ignacio.
Óscar Sastre junto a su hija en una mesa electoral de la ikastola Intxitxu, en el barrio bilbaíno de San Ignacio. / E. C.
  • Un miembro de una mesa electoral en Bilbao ha tenido que acudir a su puesto junto a su hija de un año porque «no tenía con quién dejarla»

Una de las imágenes más peculiares que ha dejado la jornada electoral vasca ha sido la de un padre que ha tenido que acudir junto a su hija de un año a su puesto en una de las mesas electorales de la ikastola Intxitxu, del barrio bilbaíno de San Ignacio. «La cría se ha portado genial y los compañeros de mesa han sido encantadores. Cuando estaba algo inquieta salía con ella e incluso le he dado un biberón por la mañana», explica Óscar Sastre, su progenitor.

Y es que el padre «no tenía con quién dejar a su hija» después de el Gobierno vasco rechazara el recurso que había presentado para ausentarse de la mesa electoral, en la que tenía que ejercer como vocal. «Mi mujer trabajaba este domingo por la mañana. Mi núcleo familiar somos ella y yo junto a nuestra hija. No creo que haya que involucrar a terceras personas para que cuiden de una cría que aún está en periodo de lactancia», ha explicado a elcorreo.com para justificar su actitud.

Hacia las cuatro de la tarde, la niña fue recogida por su madre cuando terminó su turno de trabajo como enfermera. «No pretendo ir de padre ejemplar ni hacer ruido, pero la situación me parece indignante y ojalá ésto pueda servir para que no se den más problemas de este tipo»,

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate