El Correo

Sánchez apuesta en Gernika por un autogobierno «fuerte»

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, junto a Idoia Mendia en el acto celebrado junto al árbol de Gernika.
El líder del PSOE, Pedro Sánchez, junto a Idoia Mendia en el acto celebrado junto al árbol de Gernika. / maika salguero
  • Los socialistas tienden la mano al resto de partidos para reformar el Estatuto dentro de la legalidad

«No es concebible el País Vasco sin un autogobierno fuerte». Pedro Sánchez ha defendido esta mañana la fortaleza del Estatuto de Gernika y su posible reforma usando vías legales, en colaboración con el resto de España y sin «fracturas». Lo ha hecho junto al árbol símbolo del autogobierno y arropado por numerosos cargos socialistas. También por Idoia Mendia. La candidata a lehendakari ha tendido la mano al resto de partidos para reformar la carta autonómica pero con unos objetivos claros. Sobre todo, para blindar los derechos sociales. No para nada que tenga relación con el derecho a decidir.

La visita a Gernika es la primera que Sánchez realizará a Euskadi en apenas 48 horas para intentar movilizar al electorado socialista de cara a los comicios del domingo. El jueves hará un recorrido por la margen izquierda y Bilbao. En el PSE creen que todavía hay margen para recuperar el terreno perdido que marcan las encuestas y consideran que a pesar de todas las tormentas Sánchez es un activo que puede ayudar en esa estrategia.

La presencia en la villa foral tiene además un importante carácter simbólico. El PSE se presenta a las elecciones como el garante de un autogobierno profundo y amplio pero que no avance por caminos rupturistas. Una vía intermedia entre el derecho a decidir que defienden PNV, EH Bildu y Podemos, y la «recentralización» que, según los socialistas, plantea el PP.

A la cita en la Casa de Juntas han acudido los principales cargos del partido, tanto institucionales como internos. Entre ellos, el exlehendakari Patxi López.

Ante ellos, Sánchez ha alabado el papel de los socialistas en la defensa del Estatuto y ha ensalzado la importancia del «diálogo» para lograr acuerdos. El líder del PSOE ha recalcado que comparte los «anhelos de un mayor autogobierno» que debería encontrar acomodo dentro de la reforma federal de la Constitución que propugna el PSOE.

Sánchez ha advertido, en alusión a las vías soberanistas, que no se puede caer en «ensoñaciones» y que cualquier modificación del Estatuto debe estar al «servicio de los ciudadanos».

Durante su intervención, el líder del PSOE no ha aludido a ningún partido en concreto y ha evitado cualquier referencia a la política nacional.

La encargada de fijar los límites de esa posible reforma estatutaria ha sido Mendia. Unos márgenes que, en todo caso, quedaron establecidos en la propuesta que hace unos meses remitió el PSE al Parlamento.

La candidata a lehendakari ha recordado que los socialistas defendieron el autogobierno durante la Guerra Civil, el exilio y frente a ETA. «El rojo de la ikurriña está teñido de sangre socialista», ha recalcado.

Mendia ha subrayado que esa reforma del Estatuto debe servir, entre otras cosas, para reforzar los derechos sociales, modernizar los servicios públicos, blindar competencias y para lograr que el Estatuto siga siendo «un punto de encuentro entre vascos diferentes». Todo, usando «vías legales» y «en colaboración con el resto de España». «No queremos copiar a escoceses o catalanes», ha afirmado Mendia, quien ha exigido «claridad» al PNV para que explique qué hará si EH Bildu remite una propuesta de consulta al Parlamento durante la próxima legislatura. «Me comprometo a defender el autogobierno con uñas y dientes», ha zanjado Mendia.