El Correo

El voto al PP servirá para centrar al Gobierno vasco «en la moderación y concordia»

Dos jóvenes se sacan un selfie con Alfonso Alonso, Borja Semper y Soraya Sáenz de Santamaría en San Sebastián.
Dos jóvenes se sacan un selfie con Alfonso Alonso, Borja Semper y Soraya Sáenz de Santamaría en San Sebastián. / MIKEL FRAILE
  • La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría, ha intervenido en un mitin celebrado en San Sebastián junto al candidato a lehendakari, Alfonso Alonso

La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría, ha considerado que el voto al PP "es muy importante" ya que supone una "llamada a la estabilidad" y ha considerado que servirá para centrar al futuro Gobierno vasco en acciones «que sean sensatas, moderadas, tolerantes y de concordia», lejos de «la ruptura» que sólo trae «desazón, sufrimiento a las familias y retroceso». «Cuanto más grandes seamos y más peso tengamos, más estabilidad vamos a dar y más vamos a centrar a los futuros gobiernos en la política económica, social, de concordia, y de moderación», ha asegurado.

Sáenz de Santamaría ha participado en un acto electoral en San Sebastián, junto al candidato del PP vasco a lehendakari, Alfonso Alonso, y el cabeza de lista por Guipúzcoa, Borja Sémper, donde ha admitido que la gente, ante las continuas convocatorias electorales, «tiene un grado de saturación y de preocupación». La dirigente popular ha señalado que, tras las elecciones generales, a algunos ciudadanos les puede dar la sensación, sobre todo «los que han votado al PSOE, por su cerrazón a dejar gobernar a quien ha ganado las elecciones», de que su voto «no es importante, de que le han hecho ir a votar dos veces y que, probablemente, si no cambia de opinión, el señor Sánchez puede haber una tercera». En ese sentido, ha pedido a todas esas personas que en estas elecciones autonómicas «vuelvan a reclamar con su voto la estabilidad, la moderación, la fijación de prioridades sensatas y razonables».

La portavoz del Ejecutivo central ha afirmado que «hay mucho por hacer en Euskadi» y se ha mostrado convencida de que al País Vasco «las políticas del Gobierno de España le han sentado bien», pero ha incidido en que «nos falta ese plus que hubiera permitido que Euskadi creciera un poco más y no un poco mes que la media, que creara más empleo y no un poco menos que la media». «Eso se llama fijar prioridades», ha afirmado Sáenz de Santamaría, quien ha destacado que, para otros, la prioridad son «los debates identitarios y territoriales». «A la gente del PP nos ha tocado ser el voto de la garantía y de la estabilidad y, si nos votan, saben que, cuanto más grandes seamos y más peso tengamos, más estabilidad vamos a dar y más vamos a centrar a los futuros gobiernos en la política económica, social, de concordia, y de moderación».

A su juicio, el resto «es un voto que los dejas en la urna y, en el momento en que lo has dejado, ya no sabes qué van a hacer con él». Por ello, ha insistido en pedir a los votantes del PP y «a mucha gente que coincide con nuestras prioridades ese esfuerzo en estas elecciones».

Saénz de Santamaría ha asegurado que ese «esfuerzo» se verá recompensado en «futuras acciones de gobierno que sean sensatas, moderadas, tolerantes y de concordia». En ese sentido, ha advertido de que «la ruptura no trae más que desazón, sufrimiento a las familias y retroceso», por lo que ha insistido en que «es momento de crecer, de crear, de construir y de eliminar bloqueos y dar estabilidad». «Y eso, hoy por hoy, se consigue cada uno con su parte 'aliquota' de voto al PP», ha concluido.

«Ciudadanos es perder voto»

Por su parte, Alfonso Alonso se ha dirigido a las personas que votaron en las elecciones generales de junio a Ciudadanos, que confíen en su candidatura porque «no van a sacar nada" de la formación naranja, mientras que los populares representan «a toda esa mayoría social que no es nacionalista, y quiere integración y apertura».

Por ello, ha reclamado «un PP fuerte en las próximas elecciones garantiza un equilibro y una alternativa a la propuesta de los nacionalistas porque optar por Ciudadanos es perder el voto». Asimismo, ha insistido en que su formación tiene «un proyecto de integración, de centro, de defensa de la convivencia, de la Constitución y de España, un proyecto que quiere que Euskadi gane el futuro desde la estabilidad y la moderación».

Alonso ha reiterado que la sociedad vasca no es mayoritariamente nacionalista, por lo que es necesario que «el Parlamento refleje la realidad vasca». En este sentido, ha destacado la importancia de que «todos aquellos que no se sientan nacionalistas y que lleven a España en el corazón, voten al PP y concentren su voto».

El candidato popular ha criticado que Iñigo Urkullu utilice «el discurso de los eufemismos para hablar de una supuesta relación bilateral entre Euskadi y España, así como de una consulta legal y pactada». «Aquí estamos en el discurso de los eufemismos, pero es el mismo lenguaje y planteamiento que ya hemos vivido los vascos con el Plan Ibarretxe», ha recordado.