El Correo

Urkullu, el mejor valorado y el lehendakari preferido

  • Mendia, Alonso y Otegi obtienen una calificación más elevada que sus respectivos partidos, aunque ninguno de ellos llega al aprobado

Iñigo Urkullu es el candidato a lehendakari preferido por la ciudadanía vasca. Un 52% de la población apuesta por su permanencia en Ajuria Enea, un porcentaje que supera con creces el apoyo en las urnas a su partido (36,7%). Los demás aspirantes se sitúan a una considerable distancia. Un 15% cita a Arnaldo Otegi, a pesar de que el líder de EH Bildu no se presenta a las elecciones autonómicas tras avalar su inhabilitación el Tribunal Constitucional por la sentencia del 'caso Bateragune¡'; un 9% se inclina por Pili Zabala (Elkarrekin Podemos), un 6% por la socialista Idoia Mendia y un 2% por Alfonso Alonso (PP).

Urkullu arrasa, como es natural, entre los electores del PNV; y es la segunda opción –los jeltzales ni contemplan otra– para los votantes de Podemos, el PSE y el PP tras sus cabezas de lista. Los candidatos que concitan mayor adhesión entre los seguidores de esos partidos son, en buena lógica, Zabala (61%), Mendia (47%) y Alonso (47%), respectivamente. Pero, si ellos no pudieran ser el próximo (o la próxima) lehendakari, las bases de esas formaciones apostarían por el mandatario nacionalista. En el caso de los socialistas y populares, la diferencia entre su jefe de filas y el aspirante jeltzale es de apenas 10 y 12 puntos. La distancia se amplía a 31 en el de la cabeza de cartel de la marca morada.

Zabala, la más desconocida

El candidato mejor valorado y el único que aprueba en la encuesta es también Urkullu, con 6,2 puntos sobre 10. Sin embargo, esa nota es una décima inferior a la que recibe la gestión del PNV, su partido. Le siguen Mendia (4,8), que mejora en dos décimas la calificación que los votantes atribuyen al PSE; Otegi (4,3), Zabala (4,1) y Alonso (2,4). El jefe de filas del PP supera en dos décimas la puntuación de sus siglas y en una el de la izquierda abertzale. La aspirante de Podemos, en cambio, que es la más desconocida por la población –hace apenas unos meses que se ha colocado en el foco de la política vasca–, baja una décima respecto a su organización.

Entre los electores de sus respectivos partidos, Urkullu obtiene un notable alto (7,5), la misma nota que el PNV. También es suya la calificación más elevada entre los indecisos y los abstencionistas. Otegi consigue un 7 entre los simpatizantes de EH Bildu, Mendia un 6,5 entre los del PSE, y Alonso y Zabala consiguen un 5,6 entre los seguidores del PP y de Podemos. El cabeza de cartel de los populares y exministro de Sanidad mejora en dos décimas la valoración que obtiene el PP. En cambio, la de Elkarrekin Podemos saca 0,6 puntos menos que la marca morada.