El Correo

Mendia critica la «resignación» del PNV y la «palabrería» de Elkarrekin Podemos

Idoia Mendia en la Fiesta de la Vendimia.
Idoia Mendia en la Fiesta de la Vendimia. / EL CORREO
  • La candidata socialista a lehendakari, que ha asistido a la Fiesta de la Vendimia, defiende que «solo el PSE tiene un proyecto para Euskadi»

La candidata del PSE-EE a lehendakari, Idoia Mendia, ha asegurado que a diferencia de un PNV «resignado» y sin propuestas «claras», y de la «palabrería» de Elkarrekin Podemos, los socialistas sí tienen un verdadero proyecto para Euskadi. Mendia ha participado este domingo en Samaniego en la Fiesta de la Vendimia de Rioja Alavesa, en la que ha estado acompañada por la cabeza de lista del PSE-EE por Álava paras las elecciones vascas, Natalia Rojo.

En declaraciones a los medios de comunicación, la candidata socialista ha recordado la apuesta realizada por el PSE, durante el mandato de Patxi López como lehendakari, para hacer de Rioja Alavesa una "puerta turística" hacia Euskadi. Además, ha defendido la necesidad de seguir realizando inversiones en la comarca para potenciar su sector turístico y sus más de 350 bodegas, de las que -según ha recordado- dependen numerosos empleos directos e indirectos.

Mendia ha destacado que el PSE está comprometido con el apoyo a esta zona, sobre la que ha advertido de que no puede ser un «rincón olvidado» de la comunidad autónoma, dado que debe pertenecer al «corazón» de Euskadi.

La dirigente socialista ha criticado al candidato del PNV a la reelección como lehendakari, Iñigo Urkullu, por limitarse a decir que «Vitoria es la capital de Euskadi», en lugar de demostrar ese compromiso con «hechos». «Vitoria se merece más que eso», ha indicado, tras lo que ha lamentado que Urkullu se quede en una mera declaración de «intenciones» a la hora de apoyar el desarrollo de Vitoria y Álava.

Mendia ha lamentado que el PNV se muestre «resignado» y que carezca de propuestas «claras» para impulsar Euskadi. También ha censurado la «palabrería» de Elkarrekin Podemos, coalición sobre la que ha asegurado que no tiene «ni idea de qué hacer con Euskadi». Frente a estas opciones, ha reivindicado la capacidad de gestión del PSE, un partido que -según ha dicho-- sí tiene un verdadero «proyecto» para el País Vasco.