El Correo

Colau y Zabala defienden la «experiencia vital» ante la inexperiencia política

Ada Colau y Pili Zabala, en el acto celebrado hoy en San Sebastián.
Ada Colau y Pili Zabala, en el acto celebrado hoy en San Sebastián. / EL CORREO
  • La alcaldesa de Barcelona y la candida de Elkarrekin Podemos participan en un acto conjunto en San Sebastián y defienden que se vive «un momento histórico en el que todo es posible»

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, se ha unido hoy a la candidata de Elkarrekin Podemos a lehendakari, Pili Zabala, para reivindicar la experiencia vital que mujeres como ellas, sin currículum político, pueden aportar para «actualizar» las instituciones.

Lo han hecho en San Sebastián, en el mitin que Elkarrekin Podemos ha celebrado junto a la playa de La Zurriola, en el que también ha intervenido la secretaria general de la formación morada en Euskadi, Nagua Alba, además de los candidatos Joserra Becerra y Jon Hernández y de Julen Bollaín, que también se postuló como aspirante a lehendakari.

Ayer la líder del PSE-EE, Idoia Mendia, puso en duda la capacidad de los candidatos de Podemos como parlamentarios por su bisoñez política y aseguró que no puede acudir a la Cámara vasca a «hacer prácticas» porque «hacer política en Euskadi es algo serio».

En Elkarrekin Podemos se han dado por aludidos y Nagua Alba ha contestado a Mendia que lo que no tienen los candidatos de esta plataforma es «experiencia en hacer favores a sus amiguetes, en viajar en coches oficiales y en trabajarse un futuro como miembros del consejo de administración de Iberdrola o Telefónica».

«Todo es posible»

Colau ha afirmado que a los miembros de En Común Podem también les ocurrió, cuando de lo que carecía su formación era de «experiencia en corrupción, privilegios y puertas giratorias», que suplen con su bagaje en «pelear por la gente, desde abajo y con muy pocos recursos».

La alcaldesa de Barcelona ha criticado el «lenguaje del miedo» que esgrimieron otros partidos contra En Comú Podem durante la campaña de los comicios municipales de 2015, pese a lo cual los electores les dieron la victoria para «cambiar» las instituciones.

«Vivimos un momento histórico de apertura, de revolución democrática, donde todo es posible, con la crisis definitiva, irrecuperable, de un sistema bipartidista, rancio y arrogante. Un momento especial para Cataluña y los pueblos del Estado, un momento de protagonismo ciudadano y fraternidad real», ha asegurado.

«Si Pili y yo hemos dado el paso de entrar en política no ha sido por una opción individual, sino porque mucha gente ha dado ese paso para recuperar las instituciones. Es muy importante porque no hablamos de un simple cambio de siglas y de caras. Entramos para actualizarlas, porque hace mucho tiempo los ciudadanos van por delante de los políticos», ha recalcado.

Zabala ha subrayado que ha accedido a encabezar la candidatura de Elkarrekin Podemos para «hacer política de la experiencia de la vida, no de la experiencia de robar». Ha dicho que el «empuje» de todas las personas que apoyan a Podemos es «ese cambio que necesita la sociedad para que vaya entrando aire fresco» también en las instituciones vascas.

Tras insistir en que es necesario «rectificar» la ley de víctimas, «una ley injusta que no reconoce todos los sufrimientos», ha hecho una referencia a la mirada que sostuvo esta semana en el debate frente al candidato del PP a lehendakari, Alfonso Alonso, y ha instado al públcio a no bajar nunca la mirada. «Estos días he recibido mucho apoyo y me ha emocionado, pero hay que seguir hablando de empleo, de educación y de servicios públicos porque hay que seguir rindiendo cuentas a la gente», ha destacado.

Autogobierno

Ha reiterado que en Euskadi «no sobra nadie», pero que no desea «otras dos legislaturas como las anteriores, con Patxi López y Urkullu, que no han dado solución a los problemas que tenemos». Zabala ha recalcado que "hay que profundizar en el autogobierno" y ha vuelto ha hablar de experiencia, en este caso, como víctima del terrorismo de los GAL, para decir que en estos años ha conocido a mucha gente que ha «tocado fondo» y después «ha seguido su camino con compasión y entendimiento por la vida». «Todo ese dolor hay que transformarlo en conciencia de Derechos Humanos. Lo ideal sería entretejer un nuevo futuro y conseguir un escenario de paz y reconstrucción de la convivencia para lograr una sociedad más justa y más próspera», ha subrayado.